Opinión

Crear el futuro del polígono: Reto para 2020

Opinión

Crear el futuro del polígono: Reto para 2020

La mejor forma de predecir el futuro es crearlo. Por eso, mientras celebraremos a lo largo de este 2020 los 40 años del nacimiento de nuestra asociación, ya hemos comenzado a planificar los 40 siguientes. Crear ese futuro es la misión de la junta directiva de la Asociación de Empresarios Polígono San Cibrao, que tengo el honor de asumir como presidente.

En la actualidad, damos cabida a más de 430 empresas en 4.800.000 metros cuadrados. Pero la cifra clave que resume nuestra trayectoria y nuestro aporte a la prosperidad de Ourense y de toda Galicia es otra: más de 8.500 puestos de trabajo, que representan el compromiso que asumimos para con nuestra tierra. 

Pero nunca hemos sido de los que se conforman con lo ya logrado. Como foco de actividad económica y el mayor parque empresarial de Galicia en extensión, ya estamos trabajando, en colaboración con la Xunta de Galicia y el Concello de San Cibrao, en la que será la mayor ampliación de la historia del Polígono, de 421.000 metros cuadrados.

Junto con nuestras reivindicaciones en materia de infraestructuras y sostenibilidad, esta ampliación pretende dar respuesta a la potencial demanda de suelo industrial en la zona a medio plazo.

Crear el polígono del futuro implica también anticiparse a los posibles problemas y resolver los actuales. Queremos hacerlo de forma holística y por eso, en paralelo a la ampliación, trabajamos en nuestro primer Plan de Movilidad Sostenible. Hablamos de movilidad en su sentido más amplio: de personas, de vehículos ligeros y de mercancías.

Para ello, por un lado vamos a llamar a todas las puertas (de hecho, ya lo estamos haciendo) para obtener la colaboración de las administraciones y lograr la implementación de las líneas de transporte urbano hasta el Polígono, pues aspiramos a un servicio a la altura de las cifras de empleo que generamos, ya que el actual es totalmente insuficiente. Viviendo la mayor parte de los trabajadores del Polígono en Ourense, no tiene ningún sentido que los autobuses urbanos no lleguen hasta las empresas en las que trabajan y se detenga en el límite entre Ourense y San Cibrao.

Por otro, seguiremos demandando la continuidad del enlace de la A-52 con el polígono y el Parque Tecnológico, pues el que se está construyendo actualmente termina en la carretera nacional. Ambas propuestas contribuirán a reducir enormemente el tráfico, los atascos y, en consecuencia, las emisiones de CO2. 

La tercera pata del Plan de Movilidad, y una de las más importantes para crear ese Polígono del futuro, es la ubicación de una estación ferroviaria de mercancías en San Cibrao, especialmente teniendo en cuenta que aquí generamos el 80% del tráfico de mercancías de la provincia.

Todas estas iniciativas (y otras en las que estamos trabajando) requieren de nuestra unidad como colectivo para sacarlas adelante, algo en lo que tenemos que seguir avanzando, pero también del apoyo de las administraciones.

Son proyectos como éstos, que superan el ámbito geográfico y de actuación del Polígono, los que nos llevaron a impulsar la creación de la mesa Ourense Industrial, con el afán de implicar a otras asociaciones y, muy especialmente, a las distintas administraciones.

Tanto la Deputación como la Xunta de Galicia han mostrado su apoyo, pero también los concellos de Ourense, San Cibrao, Pereiro de Aguiar, Paderne y Taboadela, la Subdelegación del Gobierno en Ourense y los polígonos industriales de Pereiro y Barreiros. Pronto pondremos fecha a la primera reunión para la constitución de la mesa y, sobre todo, para empezar a trabajar en la planificación del futuro.

En este 2020 tenemos una larga lista de retos a los que nos enfrentaremos. Por eso, además de colaborar con las administraciones, queremos que ellas colaboren con nuestro progreso. Las escucharemos, por supuesto, pero sobre todo haremos que nos escuchen, pues nosotros no contamos con las competencias para elegir a qué áreas o a qué ideas se destinan las inversiones públicas, pero sí que contamos con años de experiencia en hacer que las cosas funcionen. No decidimos, pero podemos ayudar a tomar las mejores decisiones colaborando en la tarea de conseguir lo mejor para el Polígono y para Ourense. 

Por todo ello, este 2020, en el que coincidirán la celebración de nuestros 40 años de historia como asociación con la planificación de los próximos 40, se presenta para los empresarios del Polígono como una oportunidad histórica para crear el futuro, que como dije al principio de este artículo, es la mejor forma de predecirlo. 

Honestamente, y este es el compromiso de la directiva de la Asociación, haremos lo imposible por aprovecharla.