El beso de piquillo

El beso de piquillo

Hay una canción antigua que dice: “El beso, el beso, aquí en España, se da si se quiere. Con él no haces daño. Me puede usted besar en la mano, me puede dar un beso de hermano, y así me besará cuando quiera; pero un beso de amor (de tornillo y con sabor a tiramisú) no se lo doy a cualquiera”. El beso puede tener distintos sabores, tal como el caso de los labios pintados, como suele ser frecuente en las mujeres. Además, las muy pintadas pueden ser delatoras. Pero siempre mejor que la acritud de un beso de piquillo.