Opinión

De "Navarra suma" a "España suma"

Opinión

De "Navarra suma" a "España suma"

De creer los últimos sondeos de opinión, aparte de los que parecían delirantes del CIS de Tezanos, Pedro Sánchez ganará las elecciones generales del 28 de abril. Como estará muy lejos de la mayoría absoluta formará gobierno apoyado por quienes desean hacer España como Venezuela, o romperla: Podemos y afines, los separatistas ERC, PDeCAT y el filoetarra Bildu, otros nacionalizquierdismos y el PNV.

El acuerdo de formar la coalición “Navarra Suma” entre UPN, PP y Ciudadanos y prescindir de sus siglas en las elecciones de abril y mayo para frenar el expansionismo nacionalista vasco, podría readaptarse para crear “España suma”, los que quizás evitaría el país de Pedro Sánchez esclavizado cuatro años por populistas y separatistas. Ciudadanos renuncia en Navarra a una de sus características, la hostilidad a los fueros de las Comunidades históricas creadores de ventajismos económicos, y ha aceptado el mantenimiento de esa foralidad para cohesionar a quienes tienen como primer objetivo la unidad de España.

Lo lógico sería que este acuerdo se extendiera a toda España para las elecciones generales del 28 de abril y para las autonómicas del 26 de mayo, aunque no fuera necesario para las municipales de esta última fecha. El problema es qué podría hacer Vox, y la respuesta sería que nada: teniendo razón en algunas de sus demandas –que nada tienen que ver con el fascismo ni con la extrema derecha—transmite una radicalidad imposible de aceptar por Ciudadanos y difícil también para el partido que fue casi centrista con Mariano Rajoy. Vox podría quizás renunciar al Senado en las Generales y apoyar a un gobierno de centroderecha PP-Ciudadanos, bajo promesa de que la nueva coalición introduciría algunas de sus propuestas más razonables.

Proclamar el nombre de España electoralmente permite augurar éxito.