Opinión

Traer yihadistas a España

Opinión

Traer yihadistas a España

Los ministerios de Exteriores e Interior del gobierno socialista pretenden traer a verdugos yihadistas desde Siria a España, hecho ante el que los partidos políticos en cruzada electoral deben explicar su posición. El régimen sirio, al que Barack Obama quiso derrocar provocando una guerra civil que creó, entre otros grupos, el terrible Califato Islámico del Daesh o Isis, ha advertido que tiene varios centenares de yihadistas prisioneros originarios de países europeos, y que los liberará si no se los reclaman sus naciones de origen. Lo mismo ha dicho Donald Trump que hará con los yihadistas en poder de sus tropas.

Ambos tienen presos españoles. Aunque no se sabe cuántos, medios policiales calculan que una treintena, además de algunas mujeres y niños. Si Bashar al-Ásad libera a los suyos es posible que antes de volver sufran la venganza de quienes los odian, los supervivientes de sus masacres perpetradas con todos aquellos que no se plegaban a su califa. Lo mismo ocurrirá con los prisioneros de Trump tras su anunciada retirada de las tropas que había enviado Obama, inicialmente para derrocar a Al-Àsad.

Pensemos en los españoles que acudieron  al llamamiento del califa Bakr al-Baghdadi, un sirio de 48 años al que se ha dado por muerto varias veces pero que luego aparece vivo. El califa y también emir prometía una humanidad sometida a Alá a partir de Siria e Iraq, aunque tuviera que exterminar a la población del planeta que no siguiera su loco sunismo, más sanguinario que el de Al-Qaeda. España rescatará a sus connacionales, según fuentes diplomáticas; serán libres aquí porque no habrá pruebas legalmente válidas de sus genocidios. En su mayoría no se arrepienten y siguen proclamando la yihad más brutal.

De esto, ¿qué dice cada partido?