Qué buen día para apagar luces innecesarias

Qué buen día para apagar luces innecesarias

Qué magnifica oportunidad  para hacer realidad desde hoy  ese deseo de Ourense ciudad amable, acogedora, libre de contaminación. Un paraíso... 

Qué gran día para apagar los agresivos carteles  luminosos de varias empresas y bancos, de la calle del Paseo sobre todo, y las pantallas  publicitarias colocadas y aprobadas por el Ayuntamiento recientemente. 

Qué gran día para que ellos, los propietarios, los apaguen  voluntariamente o, en el caso de que no, los obligue a apagarlos el Ayuntamiento, tan permisivo él, y se dejen de pamemas  apagando las pocas luces de edificios y monumentos. 

Qué magnífico día para dejarse de postureos estúpidos y tomarse en serio la contaminación de cualquier tipo.