Opinión

Leyendas navideñas

Opinión

Leyendas navideñas

Qué haría el mundo sin las leyendas, las mitologías? ¿Qué haría sin las tradiciones, y costumbres que nos unen a la tierra, a la familia, a la cultura… Que haría sin esas fuentes de plena sabiduría que enseñan a conocer la vida, la idiosincrasia de los pueblos y sus gentes? La vida sería más gris y monótona sin esas referencias siempre maravillosas. En estas fechas navideñas, se ve multiplicada la figura de Papá Noel, llamado así en unos sitios, Santa Claus, o Viejito Pascuero, en otros. 

Sin embargo, todos ellos responden a un solo nombre: San Nicolás. Pero ¿quién era este santo conocido universalmente, representado con larga y poblada barba blanca, regordete, de rostro bonachón y corazón bondadoso, adorado por los niños y protagonista de las leyendas más conocidas y populares en la cultura occidental? El mito se basa en la figura del obispo cristiano de origen griego, nacido en Patara, Turquía, (S. IV), santo muy venerado, cuyas reliquias se conservan en la basílica de Bari, ciudad italiana que le da nombre: San Nicolás de Bari. 

¿Pero qué hace a este santo ser el encargado de traer la felicidad a los niños en forma de regalos, en la noche del misterio que abre la fiesta de Navidad? Y ¿por qué los calcetines en las chimeneas o en otro lugar de la casa para recibirle? Aquí comienza el prodigio. Cuenta la leyenda que un hombre muy pobre, tenía tres hijas a las que no podía casar, al carecer de bienes para las dotes. 

Hay dos versiones sobre el caso. En una, sólo se le ocurrió prostituirlas para conseguir el dinero; en otra, vender a una de las tres, para casar a las otras dos. Sabedor de la triste suerte de las criaturas, esa noche, 24 de diciembre, el obispo, en total anonimato, echó por la ventana de la vieja casa, tres bolsas con monedas de oro, que cayeron casualmente en los calcetines que las cándidas jóvenes tenían a secar. Otra saga cuenta que un hostelero sacrificó a tres niños para darlos como comida a sus clientes. Conmovido el santo por tal desgracia, les devolvió a la vida. Debido a estos y otros milagros, San Nicolás, pasó a la historia como el personaje más bueno y generoso, que hacía regalos y velaba por los pequeños. Terribles leyendas que hablan de pobreza, esclavitud, crueldad, injusticia, canibalismo, misericordia e inocencia. Fábulas y realidades que asombran e instruyen sobre la vida.

Te puede interesar