Opinión

Los ojos de Aute

Opinión

Los ojos de Aute

Hay muertes que se llevan trozos de vidas y vidas que han querido llenar trozos de muerte. Así has sido tú, Aute. Por eso te escribo hoy el verso del adiós. ”Probablemente te quiero” -decías-escribiendo aquella despedida a la amada. Probablemente eras “una estrella fugaz”, “alma”, “libertad”… Rebelde y romántico, dueño de ti y a la vez perdido, melancólico y tierno, dulce voz para amargos momentos… desamor cantándole -incansable- al amor. 

Vi en tus ojos mil vidas vividas, ese pozo sin fondo creativo, ese mirar y pintar poeta y guerrero, de amargura y distancia, de amante elegante sin freno y sin tabú. Decías: “Quiéreme sin el mínimo pudor./ Quiéreme con la insidia de la fiera./ Quiéreme hasta el último temblor./ Quiéreme como quien ya nada espera”. Te recuerdo aquel día de una tarde cualquiera en el Liceo de Ourense. Yo “pasaba por allí”. Y me miraron tus ojos, profundos y al más puro abismo luminosos, fecundos, artistas, acogedores como un abrazo. Tu voz acompañaba el cortejo y rendidos de amor quedamos los que te entrevistamos. Siempre que me preguntan por alguien que me ha dejado su luz, yo digo, tus ojos, los tuyos, Aute. ¿Será que llevabas en ellos toda “la belleza”cantada y todas las “albas”? ¿O que coleccionabas esencias , querido filósofo, y por eso decías: “Reivindico el espejismo de intentar ser uno mismo;/ ese viaje hacia la nada que consiste en la certeza/ de encontrar en tu mirada la belleza”? Has plasmado como nadie el “cuerpo a cuerpo” y lo sensual en cada golpe de amor. Tú que hallabas la eternidad en “cinco minutos” aunque fuese con “alevosía”. Si “ cada vez que me amas” es un milagro y el amor, que no se “desnuda todavía” es “flor de un día” porque ya es “tarde muy tarde”… Si has sido tantas veces fuego, “ay de ti, ay de mi”, mi poeta que nos has matado de amor “con un beso por fusil”. “Bailemos” pues, “mirándonos los dos” mientras me enseñas, puesto que “siento que te estoy perdiendo” como vivir “sin tu latido”.