Un comienzo diferente

Un comienzo diferente

Comienza el otoño y comienza Enclave de Cámara hoy jueves, 6 de octubre, a las 20:30 en el Teatro Principal de manera diferente, bastante diferente a otras ediciones.

No es habitual que un ciclo de cámara cuente con una orquesta sinfónica. Sin embargo la eminente orquesta gallega (no está de más recordar en estas líneas que Galicia cuenta con dos de las mejores orquestas sinfónicas de España) visita Enclave de Cámara con un interesantísimo programa que mezcla obras para orquesta con piezas que combinan las trompetas con algún otro instrumento, es decir obras para tres o cuatro instrumentos; en total cinco obras componen este programa que es una suerte de breve historia de la música que recoge música del barroco hasta finales del siglo XX. Varias de ellas obras poco habituales en las programaciones, pero no por ello menos interesantes.

Podríamos dividir el concierto en dos; una parte de obras para trompetas solistas e instrumento acompañante, y la otra para orquesta de cuerda.

Comencemos por las tres breves obras programadas para lucimiento de las trompetas. La primera del llamado “Bach de Hamburgo”, el séptimo hijo del celebérrimo J.S.Bach: Carl Philipp Emanuel, considerado uno de los padres del estilo clásico, muy admirado por Mozart; es una marcha brillante que parece de bienvenida a algún personaje ilustre. La segunda obra para trompetas nos lleva al barroco de la mano de un chelista y compositor boloñés con debilidad e imaginación a la hora de componer para trompeta, Petronio Franceschini. La tercera es una composición de uno de los más importantes compositores del siglo XX, uno de los hombres que volvió a poner a la música británica en el mapa: Benjamin Britten. Es una fanfarria de estilo cambiante llena de imaginación.

Para orquesta de cuerdas también hay tres obras. En la primera parte una sinfonía de juventud de Mendelssohn. El compositor de Leipzig compuso en su juventud -¡entre doce y catorce años de edad!- un grupo de doce sinfonías que ya mostraban las superlativas cualidades de las que estaba dotado. A pesar de su calidad han quedado oscurecidas, y se programan poco, por sus posteriores y muy populares obras de madurez. Pensemos que Mendelssohn en el mundo fue y es uno de los compositores más populares (quién no conoce “La marcha nupcial” de "El sueño de una noche de verano"); popularidad que fue un verdadero quebradero de cabeza para el régimen nazi que no supo cómo abordar la prohibición de la obra del judío Mendelssohn. 

La segunda parte del programa está dedicada al gran compositor romántico noruego Edvard Grieg, cuya música bebe del folklore de su tierra natal. La Suite Holberg es una de sus piezas más célebres, es una obra que invita a vivir, expansiva, que parece inspirada en la naturaleza exuberante y los paisajes majestuosos de Noruega (¡y por qué no pensar en los de Galicia!). Para terminar el concierto la Real Filharmonia propone las "Dos Melodías" de tintes románticos, que sigue la senda vitalista del compositor escandinavo.

¡Que disfruten!