Disco Ourense, desde Mr. Flinn

Disco Ourense, desde Mr. Flinn

No hace mucho tiempo os recordé los pubs que hacían furor en “mi” época, que es la de muchos de mis amigos lectores. Hoy toca hablar de las “discoteques”, “boîtes” o "salas de baile”. Antes de empezar habría que definir de qué hablamos. Algún amigo casi se me enfada por considerar pub al Gato Negro y la Rana Verde; estoy de acuerdo con él en que encajan mejor en otro perfil, pero insisto en que copas y música eran parte de la oferta de estos locales.

En el caso que nos ocupa hoy, para unificar criterios, exigiremos copas, música y espacio de baile, además de ser un local cerrado; de esta manera sacaremos opciones al Airiños, Parque Bouzo, Casablanca, Cabañas y Parque Bartolodiscoteca_3a_la_region_2019_result, incluso evitamos que alguno nos hable de los “asalto baile” del Posío y la Alameda. Como última condición: que no se realizaran de manera frecuente actuaciones, dejando así al margen la sala Auria, el Méndez Núñez, La Bilbaína, el Moderno, el Madrid, etc., etc. Con esos datos, probablemente habría que admitir como precursores a las antiguas sociedades locales, Casino de Caballeros, Liceo de Artesanos, Club Orensano, incluso una de la que tengo muy pocos datos que se llamaba La Venatoria (yo siempre creí que solo era una aseguradora para cazadores, pero parece ser que también fue un club social de "cazadores", sería otro tipo de coto...). Con ellas haremos otra clasificación. Si tenéis datos ya sabéis mi mail.

Pero dejémonos de divagar, solamente un breve recuerdo para el Mirto de Oro (el club montado por “fregatrices” y soldados en la plaza de San Cosme) y vayamos al tema. Al primer puesto al uso de algo  similar a las discos de hoy sería para Mr. Flinn (en Dr. Fleming), después llamado Long Play, y finalmente conocido como Rock Club, posiblemente la sala de referencia del mundillo musical ourensano. En esta sala, a lo largo de su existencia se produjeron anécdotas que algún día habrá que recuperar, quizás el bueno de J. Noguerol las pueda recopilar, él estuvo metido en más de una…, aunque los amigos “Suaves” Charlie y Yosi Domínguez también tendrán datos. (Me encantaría contar alguna aventura del lazaro_s_posa_resultbueno del Turbi, pero aún no he conseguido autorización).  ¡Ah! por cierto, lo de las chicas bailando en jaulas que algunos de mis lectores me han comentado, no he conseguido confirmarlo.

Para el segundo puesto tendrían que darnos datos los entendidos, pero creo que estaría entre el mítico Café Club y la sala Tamanaco (aquí se podría incluir, según informaciones, el local que tenia Gaimola en los bajos, pero yo sinceramente no lo llegue a conocer), a los que yo llamaría whiskerías. Tenían un estilo muy definido, y con fieles adeptos: luz casi inexistente, hasta el punto de que cuando entraba no veía absolutamente nada, tenía que dejarme guiar… (perdón esta frase debería estar en tercera persona, yo ¡jamás entre allí!), sillones “cómodos”, música suave y no muy alta; paraíso de parejas. 

Si no me corregís, la siguiente etapa en la noche ourensana la marcarían Vanessa, Dominique y Niton's 2. 

Para los que rondamos el medio centenar pasado, estas fueron nuestras salas de referencia. En ellas se celebraron "serios" desfiles de moda, se organizaron fiestas para recaudar fondos que permitieran el viaje de fin de curso, y cada uno/a utilizó las salas como mejor pudo (no vamos a entrar en profundidades de lo que se hacía en las "zonas altas"). Lo que sí podemos presumir los que frecuentábamos esas salas era de disfrutar de una variedad musical inmejorable.

En los ochenta ya la variedad de locales fue en aumento, y las míticas fueron cambiando de nombre: Nova Vaneimg_0002_resultssa renovó a Vanessa, Fresas sustituyó a Dominique, y junto a ellas aparecieron 3A (si os fijáis en el logo de 3A pone la primera, con lo cual ya la hemos liado), Boccacio, Yuman, Nexus, Dayamon, Lazaro's y unas cuantas más. Pero va a ser mejor contarlo poquito a poco. Hoy, como introducción y para que me deis nuevos datos, y/o me corrijáis probables errores, ya llega.

Entre mis artículos podéis encontrar alguno específico, como el de la Sala Dominique o el del Mirto de Oro. Y si visitáis el blog en internet podréis leer un excelente artículo del amigo Lalo Pavón recuperando datos de 3A,

 Para escribir este artículo he contado también con los comentarios que algunos de vosotros me habéis aportado hace un tiempo en el grupo de Facebook “Tú no eres de Ourense ,si”. Y no os preocupéis, no me olvido de las discos de las villas, que las hubo y muy buenas.