Opinión

Cambios

Opinión

Cambios

Uno de los debates más intensos en estos días de confinamiento se refiere al futuro. A lo que pasará cuando se levanten las prohibiciones y se recupere la normalidad y si el tiempo que viene será peor, igual o mejor de aquel que dejamos atrás con la pandemia. Las opiniones las hay para todos los gustos, entre las de los optimistas irredentos y la de los pesimistas igualmente irredentos. Para los primeros todo cambiará, que se verá una nueva forma de afrontar la vida, todos habremos aprendido algo sobre lo importante y lo necesario y no se volverán a repetir errores porque se procurará estar más preparado.

Cambiarán las relaciones personales, las laborales, las económicas todo para bien. Los pesimistas, o los realistas, piensan que nada habrá cambiado, que se volverán a repetir errores, a dar importancia a lo superfluo, que saldremos igual o peor personal y vitalmente de cómo se ha entrado en el aislamiento social, que no habrá habido catarsis, que la piedad ante el sufrimiento y el dolor volverá a convertirse en indiferencia y egoísmo y en ajustes de cuentas. Mientras dure el confinamiento al menos se puede mantener la esperanza de que todo mejorará.