Opinión

Futuro

Opinión

Futuro

Según un estudio de McKinsey Global Institute, la Universidad de Oxford y el Banco Mundial, hay siete empleos que están en peligro de extinción como consecuencia de la automatización. Reconozco que su desaparición me causaría más pesar en unos casos que en otros, menos en los que no hay contacto humano y más donde lo hay y aquellos que pueden resultar penosos. Los trabajos que pueden desaparecer son el de camarero, los trabajadores de la industria, los chóferes, los maquinistas del tren, los carteros, lo agricultores y unos profesionales liberales que producen tanta admiración como rechazo, los abogados, esos sofistas que defienden una cosa y la contraria según el lado de la barrera que les toque. Se podrá vivir sin conductores de tren, sin chóferes aleatorios, e incluso sin carteros a los que no se puede preguntar qué pasa con la carta de la novia porque llaman al telefonillo también aleatoriamente. Pero vivir sin camareros que te ponen lo de siempre haría la vida mucho más triste.