Opinión

Libro de estilo

Opinión

Libro de estilo

Los libros de estilo de todos los medios de comunicación recomiendan que en los textos y sobre todo en los titulares no se utilicen palabras malsonantes. Aunque en los últimos tiempos la norma se ha hecho mucho más flexible y hay mayor permisividad, como en toda la sociedad, todavía hay medios más pudorosos que otros y que se mantienen fieles al dictado. Por eso cuando un joven se ha tatuado la cara del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, donde la espalda pierde su honesto nombre, en unos periódicos se podía leer que el tatuaje había sido marcado con tinta indeleble en el trasero y otros directamente que se lo había hecho en el culo. Es más, según fueran más o menos proclives al procés independentista utilizaban una palabra u otra, trasero los que querían quitar tinta al asunto, y culo aquellos que querían verle un significado político a la ocurrencia.   

Te puede interesar