Opinión

Principio de realidad

Opinión

Principio de realidad

Un restaurante del núcleo de Siurana (Cornudella, Tarragona) ha anunciado su cierre después de que su proyecto de insumisión fiscal con la Agencia Tributaria Española haya fracasado estrepitosamente. Los propietarios siguiendo consignas independentistas decidieron pagar los impuestos a través de la Agencia Tributaria Catalana, pero al enterarse que esta hacia llegar su dinero a la agencia estatal decidieron dejar de pagar impuestos. Otra cosa no será, pero implacable en la persecución de los morosos es una de las características de Hacienda, que les ha retirado el NIF y les ha embargado las cuentas. Podría decirse que se ha impuesto el principio de realidad, que las estructuras de Estado de la república catalana no existen, ni están ni se las espera. Y no solo eso, los dueños del restaurante se quejan de que se han quedado solos, que la administración catalana no les proveyó de un NIF catalán. Nada de extrañar cuando la declaración unilateral de independencia apenas duró unos minutos.