Opinión

Sanos

Una vez más un organismo internacional, en esta ocasión la OCDE, ha alabado a la sanidad pública nacional que está en la base de que los españoles sean de los europeos más sanos y los que viven más tiempo, sobre todo por las buenas prestaciones de la atención primaria, y porque aquí las desigualdades en función del género y de la posición económica son menores que en otros países. Y eso que el gasto sanitario por persona, el porcentaje de PIB destinado a sanidad y el gasto público en general de nuestro país está por debajo del de otros países y de la media de los países europeos.

Un motivo más para sentirnos orgullosos. Pero son circunstancias que dan para pensar como sería la salud de los españoles si, además, el conjunto de los profesionales de la salud pública en España fueran más, tuvieran contratos estables, pudieran dedicar más tiempo a cada paciente y no estuvieran agobiados por tener que atender a un paciente cada cinco minutos. Superaríamos a Japón como longevos.