Opinión

Cuatro

Opinión

Cuatro

El Gobierno cuatrero, el de los cuatro vicepresidentes, es un perpetuo ramillete de conflictos, provocaciones y mala praxis.

El Gobierno cuatrero, el del presidente que prometió cuatro veces que nunca pactaría con Podemos y, otras cuatro, tampoco con Rufián ni con Bildu, se ha dejado llevar y está manoseando con sus ásperas manos hasta los tricornios.

El Gobierno cuatrero, el que ha diseñado una desescalada en cuatro fases, nos quiere a todos con burka, después de decirnos durante cuatro semanas que no era preciso.

El Gobierno cuatrero nos amenaza con una legislatura de cuatro años. Por una vez, me alivia que siempre mientan.