El gran paridor

Si es usted una persona digamos "delicada" no lea este artículo. Gracias.

Cuando yo era crío los chavales (y chavalas por cierto, todo hay que decirlo) utilizábamos mucho la palabra "parida" para calificar una tontería de campeonato. ¡Eso es una parida!; ¡vaya parida!; qué parida; menuda parida; etc. Creo que la palabra ha caído en desuso ya que hace mucho que no la oigo, aunque el diccionario de la RAE sigue recogiéndola. La primera acepción es obvia: "dicho de una hembra, que hace poco que parió." Pero lo interesante son las siguientes acepciones. En la segunda el diccionario la define como "sandez, despropósito, simpleza"; y en la tercera como "obra, discurso, etc., que defrauda lo que cabría esperar" y pone como ejemplo esta frase clarificadora: "Su última novela resultó una parida".

La última "parida" de don Pablo Casado, un tipo que me fascina, ha sido sugerir que las mujeres que abortan deberían dejar de hacerlo ya, inmediatamente (vamos, como si esas mujeres estuvieran jugando al parchís y pudieran levantarse y dejar la partida así, a medias) y de ese modo según él, con tan inteligente estrategia imaginada por este hombre preclaro aumentaría la natalidad y tendríamos un ejército de chavalitos, en el futuro jóvenes empleados cotizantes que garantizarían nuestras pensiones. He oido paridas muy buenas a lo largo de mi vida, pero como esta ninguna. ¿Este señor quiere ser presidente del gobierno? Pues va muy bien encaminado, claro que sí. Sigue así, chaval.

En España se producen al año unas 90.000 interrupciones voluntarias del embarazo o abortos como prefiere llamarlos siempre el PP, ¿qué más dará el nombre? Sinceramente, no creo que nos arreglaran lo de las pensiones. Pero si a don Pablo, que dicho así don Pablo casi suena a un personaje de "Cuéntame que te pasó", le parece una idea tan buena y brillante, entonces que los para él mismo. A los 90.000, quiero decir. Pero sin epidural ni nada ¿eh? A pelo, chico, que tú eres un patriota.

Cambiando de tema o quizá no, Salvador Dalí, aquel señor de Figueras no sé si se acuerdan de él, tiene un cuadro famoso que se titula "El gran masturbador". Y volviendo a cuando yo era crío recuerdo que los curas en el cole nos insistían mucho en que la masturbación estaba muy mal porque derramábamos por el suelo o por donde fuera vaya usted a saber, millones de futuros posibles o imposibles seres humanos. O sea, como si a los trece o catorce años estuviéramos cometiendo un asesinato en masa cada día. Eso no lo mejora por mucho que se esfuerce ni siquiera Hannibal Lecter. A mi entonces aquello me sonaba rarísimo. Pensaba ¿y qué hago entonces con esos millones de futuros seres humanos?, ¿me los guardo dentro? Yo creo que don Pablo sí debería guardarse dentro algunas cosas que se le ocurren.

Supongo que a muchos este artículo les parecerá una "parida". Pues ¿saben qué les digo?, que a mí también.