España today

No es que quiera cebarme con Pablo Casado pero es que, la verdad, él se lo trabaja a fondo. Yo ya no sé si ese chico se llama en realidad Donald Casado, Pablo Trump o Pato Donald.

La actualidad nacional en España desde hace unos meses y lo que nos tiene a todos con el corazón encogido es llegar al desayuno cada mañana tras haber dormido plácidamente toda la noche y a ver: ¿qué nueva chorrada ha dicho hoy este muchacho? El tipo es un genio en eso, en sorprendernos. Debería contratarlo El Mundo Today y darle una sección específica "España Today", en la que pudiera explayarse. Así por lo menos tendría un trabajo y a lo mejor se le quitaba de la cabeza la idea de ser presidente de España, cosa que puede que consiga ya que el número de idiotas por metro cuadrado en nuestro país es muy alto. Pregúntenle al CIS, que a pesar de sus últimas meteduras de pata puede que sepa algo de eso.

Cuando yo era niño en mi casa había una enorme colección, incluso encuadernada por años, de aquella famosa revista americana "Selecciones del Reader's Digest", que nos enviaban regularmente nuestros parientes de Puerto Rico. En esa revista leí, de chaval, cientos de artículos sobre toda clase de temas. El Reader's Digest era entonces una extraña mezcla de "Muy Interesante", el "Canal Historia", "Ciudades del Mundo", medicina, sociología, economía, humor y un buen montón de temas más, tan variados como inesperados.

En aquellos Reader's Digest leí una vez una biografía de Walt Disney. Y recuerdo que entre otras cosas más interesantes contaba que al famoso dibujante, cineasta y creador americano le había costado mucho encontrar la voz adecuada, la que quería o imaginaba él, para el Pato Donald. Hasta que un día oyó hablar de un ventrílocuo, entonces de cierto éxito en los Estados Unidos, que en lugar de un muñeco utilizaba en sus representaciones teatrales ¡una patata! Así que fue a verlo y se quedó asombrado. Aquella voz, la voz de la patata, era la voz que él quería para su personaje. Por supuesto contrató al ventrílocuo de inmediato. Y la voz de aquella patata fue la voz del Pato Donald para siempre.

Pensarán ustedes que para entender correctamente esta anécdota que les cuento tendrían que haber escuchado la voz del Pato Donald en inglés americano, pero no se preocupen por eso, el doblaje en España siempre ha sido muy bueno y la voz del Pato Donald en español tal como la conocemos todos es magnífica y le hace perfecta justicia al original. Básicamente el Pato Donald es un tipo que habla sin parar y no se entiende ni jota de lo que dice. Y eso es todo. En inglés o en español, da igual.

Yo creo que Donald Casado, Pablo Trump y Pato Donald son la misma persona, la misma patata. La única duda que tengo es si el ventrílocuo es o no Santiago Abascal.