Opinión

Si Franco levantara la cabeza

Opinión

Si Franco levantara la cabeza

En los ochenta, en plena movida de la Moda Gallega siendo yo director creativo de Luis Carballo Publicidade y jefe de fotografía de la revista Galicia Moda, se me ocurrió una idea que después se reveló como totalmente delirante e inútil. 

Como en aquel momento teníamos que escribir constantemente notas de prensa, reportajes, etc., sobre los "diseñadores" gallegos para enviarlas a los medios, ingenuamente pensé que podíamos elaborar una especie de cuestionario Proust, y pedirles a los "diseñadores" que lo contestaran. De esa forma cada vez que necesitáramos información para escribir sobre alguno de ellos dispondríamos de un fondo de datos para consultarlo e inventarnos lo que fuera, pero con cierto fundamento. 

Para que se entienda el asunto imagínense algo así, un texto inventado: "El diseñador X, un gran lector de poesía y también amante de los animales, nos recibe acompañado de sus juguetonas perritas yorkshire W y Z en el jardín de su casa bajo un hermoso y florido magnolio. Sobre la mesilla, junto a un café reposa un ejemplar de Poeta en Nueva York de Federico García Lorca, una de sus lecturas favoritas." 

Bien, supongo que lo han pillado. Podía ser Poeta en Nueva York de Lorca o el Juan de Mairena de Machado. Pero mi idea como la de Napoleón de invadir Rusia, al principio parecía buena y al final resultó ser un desastre.

El caso es que tras contárselo a los "diseñadores" y descubrir que les parecía bien, elaboramos un par de folios con preguntas en plan cuestionario Proust, de respuesta rápida y sencilla, y se lo enviamos a todos.

No sé si habrán notado que estoy poniendo "diseñadores" siempre entre comillas, porque lo cierto es que la mayoría no eran diseñadores sino solo "confeccionistas". Fue solo el talento de Luis Carballo el que los convirtió en diseñadores de verdad.

Los resultados no se hicieron esperar y según iban llegando los cuestionarios cubiertos, sistemáticamente y por distintas razones en cada caso acababan en la papelera. No nos servían para nada y era mucho mejor que siguiéramos inventándonoslo todo: la ficción es mejor que la realidad.

Con motivo de la próxima exhumación de los restos de Franco me he acordado de esta historia aquí porque en uno de aquellos cuestionarios y por supuesto no voy a decir el nombre del "diseñador" que seguramente ya habrá fallecido, entre otras lindezas que revelaban el altísimo nivel intelectual de aquel "diseñador" repito, había estas cuatro respuestas que nunca he podido olvidar.

Personaje histórico favorito: Francisco Franco.

Libro favorito: Y al tercer año resucitó.

Escritor favorito: Fernando Vizcaíno Casas. 

Monumento favorito: El Valle de los Caídos.

¡Vaya! Como dije, los cuestionarios nunca nos sirvieron de nada pero aquel nos dió a todos los que trabajábamos en Galicia Moda entonces para varias semanas de asombro, estupefacción, cachondeo y risas.

Creo que nos faltó incluir la pregunta de cual era su logotipo favorito. Supongo que el tipo hubiera contestado: El Yugo y las Flechas.