Opinión

Gallegos camuflados

Opinión

Gallegos camuflados

El chiste de Neil Armstrong encontrándose a un gallego en la Luna es un clásico famoso. La conclusión es que no solo en cualquier lugar de la Tierra sino también en el espacio exterior si por casualidad se te ocurre levantar una piedra probablemente debajo haya un gallego.

Ese tipo de chistes sobre el carácter de los pueblos, como ya he apuntado más de una vez no son tonterías sino que responden a un profundo conocimiento popular sobre la naturaleza de las gentes. Los catalanes son ahorradores, los catellanos serios, los vascos arrojados y los gallegos suspicaces. O dicho de otra forma más pedestre los catalanes son tacaños, los castellanos secos como la mojama, los vascos tercos como mulas y los gallegos no somos de fiar.

El otro día en el programa "Salvados" Jordi Évole, un periodista que al igual que Pepa Bueno tiene el don periodístico inusual de interrumpir al entrevistado y repetirle cinco veces seguidas la frase "oiga, no está usted contestando a mi pregunta, contéstela por favor", nos descubrió a toda España que Puigdemont en realidad es un gallego camuflado bajo la inocente apariencia de un tipo de Gerona con pelazo. Yo creo que el pelo le ha ayudado a pasar desapercibido hasta ahora. Así que como hoy es el referéndum que no es un referéndum (nada más gallego que eso), les explico como me he dado cuenta de que el actual presidente del parlamento catalán es natural de O Courel, con todos mis respetos para los naturales de O Courel, por supuesto. Y si no, vean. No son sus palabras exactas porque no me voy a tomar el trabajo de transcribirlas pero casi, en el fondo también esto más o menos o casi es muy gallego. Va.

"No lo contemplo. Se va a celebrar pero no sabría decirle más. Sí pero no. No pero sí. Ya veremos. No estamos transgrediendo la ley española, sino cumpliendo la ley catalana. Bueno, carallo, bueno. Ni subo ni bajo. No sé. Puede. ¿Usted me entiende? Tenemos urnas y papeletas sí, nos gustaría tener más pero las cosas son como son. Eche o que hai. Nos acogemos al derecho internacional de autodeterminación de los pueblos pero algunos pueblos no tienen ese derecho, como los saharauis o los araneses. Tanto me da. Ni sí ni no sino todo lo contrario. ¿Por qué me lo pregunta? No, no tengo dudas pero a eso no le voy a contestar. É igual Xan que Pelicán. Le voy a poner el ejemplo del cruasán. Ya veremos. Según. Malo será."

No sé ustedes, pero yo no había visto a nadie tan gallego en muchos años y eso que me miro al espejo todos los días. Ni siquiera Rajoy sería capaz de superar esto. Y es que Puigdemont ha puesto el listón muy alto. Tan alto que como no haga hoy un castellet de los buenos no lo va a poder saltar ni él, ni Fosbury, ni nadie. Pronto lo sabremos.