Alcoa y el "pim pam pum"

Alcoa y el "pim pam pum"

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, insta al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a que "reme a favor de la resolución de Alcoa y de darle solución a un sector tan importante como es el electrointensivo". Casi a la misma hora, José Manuel Barreiro, cabeza de lista del PP al Senado por la provincia de Lugo, califica a Gonzalo Caballero, secretario general de los socialistas gallegos, de "hipócrita e irresponsable"  por haber asegurado que la situación de la planta de San Cibrao es de "normalidad y futuro". El partido del primero está todavía en el Gobierno, la formación política del segundo lo estaba hace nueve meses.

Mientras se suceden los reproches políticos, los 800 trabajadores de las plantas de la multinacional en A Coruña y Avilés mantienen el calendario de movilizaciones con la esperanza de que aparezca un comprador solvente antes del cierre previsto para el mes de junio. Los 1.200 empleados de San Cibrao quizá lamenten ahora no haber sido más solidarios con sus compañeros, a la vista de que el borrador del Estatuto de la Industria Electrointensiva que prevé aprobar el Gobierno central no corrige los costes de producción de aluminio por el alto precio que pagan los grandes consumidores por la electricidad. 

En medio del rebumbio electoral, Ana Pontón, portavoz nacional del BNG,aporta una chispa de sensatez en la disputa. Critica a populares y socialistas el "pim pam pum electoral". "A solución non pasa por ningunha intoxicación mediática". Galicia es productora de energía y debería tener compensaciones para que los puestos de trabajo de un sector estratégico no dependan del precio de la electricidad, pero se necesita enchufarse a la solución y apagar la disputa.