La Galicia que lucha por ser madre

La Galicia que lucha por ser madre

La vida es puñetera. Galicia se asoma al precipicio del envejecimiento y la despoblación mientras hay muchas mujeres que pelean por cumplir el sueño de ser madres. Parece 'cousa de meigas', pero se trata de un problema real que necesita de una respuesta política. La asociación "querEndo. Mulleres con Endometriose" remitió ayer una carta a la conselleira de Política Social, Fabiola García, para explicarle su situación al tiempo que la felicita por estar elaborando la primera Lei Galega de Impulso Demográfico para intentar poner fin al suicidio poblacional. 

Resulta que el 50% de las mujeres que sufren endometriosis –una enfermedad en la que el tipo de tejido que normalmente crece dentro del útero lo hace fuera– arrastra problemas para tener hijos. En Galicia hay más de 30.000 mujeres con problemas de fertilidad. No quiere decir que todas deseen ser madres, pero las que llevan años intentando quedarse embarazadas y necesitan ayuda de la Administración se encuentran en la sanidad pública con unos servicios que no dan respuesta a sus problemas o cuando lo hace es demasiado tarde, por lo que la actuación se convierte en inútil.   
"Elas son as nais que vostedes están buscando", afirma querEndo en la misiva con copia al presidente de la Xunta y al conselleiro de Sanidade para agilizar las listas de espera en los servicios de fertilidad, ya que en algunos casos han tenido que esperar año y medio por una primera consulta. Y su reloj biológico no admite demoras.

Además, plantean que se contemple la preservación del tejido ovárico para las mujeres con endometriosis antes de una cirujía o de un tratamiento del que posiblemente salgan estériles de por vida. La asociación también reclama que se active la ovodonación para las mujeres con baja reserva ovárica. Resulta paradójico que España se encuentre a la cabeza en donación de órganos y apenas exista de óvulos en la sanidad pública. 
"As futuras nais estamos aquí. Somos nós, as mulleres con endometriose, as nais rexeitadas. Nós non somos a solución ao problema demográfico de Galicia pero podemos ser parte da solución. Poden mirar por nós?", finaliza una carta que desean compartir con todo el mundo y transmite vida.