Opinión

La congruencia

Opinión

La congruencia

Al escribano de Núñez Feijóo se lo están poniendo a mano para elaborar un argumentario que amortigüe los pullazos por la gestión de la pandemia de covid-19. Sucede cuando no se actúa con congruencia o cuando lo que se pide aquí en el Parlamento se rechaza allí en el Congreso. La contradicción está enfangando las posiciones políticas de todos los colores y al final el lienzo que contempla el ciudadano se parece más a un borrón que al esbozo de un trabajo prometedor. La buena intención se presupone a cualquier representante público, y más cuando se enfrenta a una situación desesperada como una pandemia que está causando estragos en la generación que más contribuyó al bienestar de esta tierra, pero en la crítica y en el reparto de culpas patinan todos: socialistas, populares, podemitas, nacionalistas, ultraderechistas... 

El BNG y el PSdeG reclaman una comisión de investigación en el Parlamento gallego para esclarecer las muertes registradas en las residencias, el PP pide lo mismo en el Congreso para fiscalizar los errores del Gobierno central cuando asumió todas las competencias con el estado de alarma. La aplastante mayoría absoluta de Feijóo le permite manejar las iniciativas parlamentarias al ralentí que le convenga, amparado además en el reciente aval electoral. Los diputados socialistas por Galicia en Madrid están para levantar la mano y bajarla cuando Sánchez se lo indique, al igual que le sucede a los populares con lo que ordene Casado, aunque en este caso la obediencia está repartida con Feijóo, que nada haría que perjudicase a su partido mientras no le salpique a él. Y está Néstor Rego, representante del BNG en Madrid, que sobre el papel sólo obedece a la tierra. Anteayer rechazó la comisión de investigación que plantea el PP por considerar que tiene un interés "partidista y demagógico" en vez de aclarar cuáles fueron los errores. Lleva razón, pero lo que no sirve en Madrid tampoco tendría que valer en Galicia, con nuestras diferencias "of course". Mientras, en O Incio un grupo de vecinos y el Concello promueven una concentración el próximo sábado delante de la residencia que lleva ya más de 20 fallecidos para dar ánimos a trabajadores y a ancianos. El alcalde es del PP pero en la política municipal los vecinos mandan más que las siglas.