Opinión

Rezamos

Opinión

Rezamos

Es flipante la macroencuesta del CIS de Rezamos", comenta un colega en un mensaje de WhatsApp. El maestro Héctor Borrat, profesor de Redacción Periodística en la Universidad Pontificia de Salamanca, recomendaba en sus clases inolvidables abstenerse de adoptar el título de un libro o de una película en un reportaje y evitar las cabriolas con el apellido de los demás. Estaría hasta el nido de cucos, vuelos y de escuchar las risas en otro curso en el que estudiaba un compañero que se apellidaba Calzón Valiente. 

Pero como en la actual situación de volatilidad electoral cambiar Tezanos por Rezamos pareció una genialidad a la altura de una mañana de mal genio de Federico Jiménez Losantos, que suelen ser habituales, la respuesta fue preguntarle si había tomado prestada la ocurrencia de su locutor de cabecera. "Pero qué dices, los progremonguer no entendéis nada", respondió malhumorado. Ni se había dado cuenta del baile de letras. Se trata de una de las opciones que sugiere el autocorrector de la aplicación de mensajería instantánea cuando se escribe el apellido del presidente del CIS. Chiripa artificial, pero se ajusta a la incertidumbre ante unas nuevas elecciones. 

Con la pegada de esta noche principia la campaña y con ella las llamadas para conseguir opiniones distintas. Un amigo con sensibilidad socialista comentó con amargura que el resultado ni se va a acercar a lo que pronostica la macroencuesta elaborada antes de la sentencia del "procés" y de la exhumación de Franco. "En abril no había ninguna posibilidad de que ganase la derecha y ahora sí tiene opciones de sumar". Minutos después llamó un colega que toma el pulso a los populares con una sensación distinta. "Ya te digo que Sánchez va a ser presidente, Iglesias vicepresidente y Errejón vicepresidente primero". Incluso se atrevió a apostar a que los tres sumarán 169 diputados, que con el cántabro y los escaños del PNV podrían apartar al indepentismo catalán de la ecuación. Otro compañero afín al BNG envió un mensaje con Ana Pontón recorriendo la AP-9 subida en un trailer para reclamar la transferencia y Manuel Baltar se conjura para lograr el tercer diputado del PP por Ourense. "Sólo hay que convencer a los 30.000 que votaron a Vox y Ciudadanos". Y los conoce bien a todos.