Manifiesto surrealista

Manifiesto surrealista

Los abajo firmantes manifestamos que:

- Después de las últimas confrontaciones electorales, perdida la nostalgia que generaba el bipartidismo, sentimos un orgullo inestimable al ver al país bloqueado por la falta de acuerdos para lograr la gobernanza de la vida pública.

- Estamos en consonancia y apoyamos la altura de miras y funcionalidad de la Asamblea de Madrid por haber sido capaz de convocar y votar en una sesión de investidura sin candidatos a presidir la comunidad. Este milagro político es la mayor prueba de madurez surrealista nunca alcanzada, por lo que no escatimamos nuestro aplauso y felicitaciones al pueblo madrileño.

- Valoramos el acierto democrático de la Asamblea de Madrid al impedir que la lista más votada, PSOE, no pueda presentar a su candidato, Ángel Gabilondo, a una sesión de investidura evitando de este modo la normalidad tan perniciosa de la alternancia en el poder.

- Aplaudimos el gesto magnánimo de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, no presentada ni votada, al pretender tomar las riendas del gobierno en funciones de la Comunidad de Madrid, considerándose señalada por el destino, al margen de las obsoletas reglas de juego democrático.

- Apoyamos sin cortapisas las escandaleras y provocaciones de Ciudadanos, el enfado permanente de Inés Arrimadas, el escaqueo de Albert Rivera, la confusión que les invade y transmiten y, sobre todo, la capacidad para convertir la negociación murciana de cinco horas con Vox en un café entre colegas. ¡Magnífica praxis estratégica!

- Esperamos anhelantes la foto de familia de Casado, Rivera y Abascal para limpiar y olvidar todos los insultos y acusaciones mutuas, con que han manchado la cordialidad y los intereses de la gente de orden dónde ellos tienen sus raíces comunes.

- Comprendemos la desesperación de Pablo Iglesias frente al estoicismo de Pedro Sánchez. Conseguir una Vicepresidencia o un Ministerio, que llevarse a la boca en tiempos de sequía, bien vale una guerra fratricida. Lo apoyaremos en su cruzada hasta la nueva convocatoria electoral.

- Entendemos las prevenciones ecologistas del flamante alcalde de Madrid. Mientras más coches en el centro, menos contaminación en los accesos. Un buen atasco de madrugada es un claro síntoma de vitalidad y progreso. Hay que seguir apoyando la venta de automóviles con subvenciones públicas y evitar las alternativas saludables, con lo que también impediremos la caída del negocio farmacéutico, de la medicina privada y el mantenimiento de los tanatorios.

- Incluso valoramos positivamente la iniciativa del gobierno de Feijóo de aumentar el tamaño de las plazas de aparcamiento para potenciar la natalidad. Una medida imprescindible.

- Y, por tanto, estamos con la filosofía de André Bretón cuando manifestó: “Creo en la pura alegría surrealista del hombre que, consciente del fracaso de todos los demás no se da por vencido, parte de donde quiere y, a lo largo de cualquier camino que no sea razonable, llega a donde puede”. 

Firme y remita este manifiesto a donde considere oportuno.