El Cupra Ateca vuela en el cielo de París