El Descenso en Xunqueira de Espadanedo fue un espectáculo