La jefa de la Policía Local defiende la "profesionalidad y neutralidad" del cuerpo