Ourense

Comienza el derribo de la estación de autobuses

Ourense

Obras

Comienza el derribo de la estación de autobuses

La demolición obliga a instalar una parada provisional fuera del recinto

La estación de autobuses comenzó este lunes a ser demolida y a partir del jueves una marquesina provisional servirá para realizar las subidas y bajadas de los autobuses hasta que la instalación nueva, que está siendo construida en la futura intermodal, esté abierta al público, algo que se prevé para el mes de diciembre.

La Xunta inició las obras de demolición de la actual terminal de autobuses, en una actuación en la que se invertirán 523.000 euros. Las máquinas iniciaron ayer los trabajos previos en el exterior y la retirada de material del interior, como el desmontado de mobiliario, carpinterías, elementos de fontanería, instalación eléctrica y otras instalaciones.

Esta demolición, según explicaron desde la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, se realizará de forma "acompasada" con las obras de ejecución de la nueva terminal en el barrio de A Ponte, cuyo "esqueleto" ya está levantado, como informó este periódico, y las obras en un estado avanzado para poder cumplir los plazos de ser finalizadas este otoño.

La previsión es que este jueves se empiecen a instalar dos grandes marquesinas a modo de parada provisional en el exterior, en concreto donde se sitúa el aparcamiento de coches y está la parada de taxis, mientras se acomete la demolición  y la actividad no pueda ser trasladada a la nueva estación. Tardará pocos días en empezar a utilizarse esa parada provisional, "como moi tarde, o vindeiro luns".

La actual estación de autobuses fue levantada hace más de 30 años y la parcela, cuando quede despejada, alojará en el futuro una residencia de mayores financiada por la Fundación Amancio Ortega. "Dadas as súas condicións e tendo en conta o custo que suporía a súa adecuación a outro uso, así como pola inconveniencia de deixar un edificio destas dimensións desocupado nunha zona urbana, a Xunta decidiu redactar un proxecto de demolición", explican desde el departamento autonómico.

Una vez que se desmonten los distintos elementos de la actual estación de autobuses, se procederá a demoler los tabiques, pavimentos y revestimientos. Cuando estén vacíos tanto el primer piso como la planta baja –donde están las dársenas–, se demolerán las cubiertas superiores.  Primero, se están usando retroexcavadoras y grúas, por lo que descartan usan voladuras o microvoladuras de ningún tipo.