FÚTBOL | TERCERA

El Bergantiños, mucho rival para el Arenteiro

El Arenteiro cayó en su despedida de Barbantes ante los de Carballo por 2-3 pese a los dos goles del local Fajardo

El visitante Diego despeja una pelota ante el jugador del Arenteiro Ross, que sale despedido (JOSÉ PAZ).
El visitante Diego despeja una pelota ante el jugador del Arenteiro Ross, que sale despedido (JOSÉ PAZ).
El Bergantiños, mucho rival para el Arenteiro
ARENTEIRO 2 - 3 BERGANTIÑOS

El Arenteiro puso punto final a cinco jornadas sin perder tras ser superado por el Bergantiños por 2-3 en el último partido jugado por el equipo de Gelucho en Barbantes, que volvió a mostrar un aspecto brillante. Y eso que por la mañana se había jugado un partido de Peñas, pero el campo lo aguantó de manera espectacular.

Había avisado el técnico de los de Carballiño que prefería jugar en Espiñedo, ya que sospechaba que las dimensiones de A Regueiriña favorecerían al conjunto coruñés. Puede ser, pero con el elenco de peloteros que tiene el Bergan son temibles en cualquier superficie. Si a mayores les haces regalos defensivos, como sucedió en la tarde de este domingo se lo pones mucho más fácil, sea el campo que sea.

Avisó el equipo visitante ya a los dos minutos. Rubén Rivera, un jugador de categoría superior, se fue por velocidad hasta la línea de fondo y su remate lo despejó como pudo Rui Santos, que ayudado del palo mandó la pelota a córner. Fue el primer aviso. En el segundo ya no perdonó. Centro de Roberto Baleato y Rubén Rivera, ante la pasividad defensiva, controló dentro del área con el pecho, la bajó con total tranquilidad y fusiló a Rui Santos sin piedad.

El partido pintaba mal, pero apareció Fajardo para rescatar a los verdes. Solo un minuto más tarde subió la banda y sacó un zapatazo con la zurda que se coló por la escuadra del portero Buggi. Los de Gelucho habían logrado lo más complicado, pero todavía lo mejoraron. A los 14 minutos una falta directa al borde del área la sacó de nuevo Fajardo, que estaba de quiero, y la coló pegada al poste. Aunque esta vez contó con la colaboración del meta Buggi que se comió el balón del de Vilagarcía.

El Bergantiños acusó el golpe y el partido estuvo nivelado. Aunque con el paso de los minutos el equipo de Carballo fue apretando más. Avisó en el 34 Jorge Cano, con un disparo cruzado que se fue fuera por poco y no perdonó en el descuento de la primera parte para hacer el 1-2.

La segunda parte sí que apareció el potencial del Bergantiños. Empezó a darle ritmo al partido y a mover la pelota de una banda a la otra. Perdonó el tercero Caridad y un disparo de Diego lo devolvió el poste de Rui. Y el gol llegó en el minuto 73. Penalti de Portela a Rubén Rivera, que él mismo se encargó de transformar en el 2-3, que ya sería definitivo pese al intento final del Arenteiro de acercarse a la meta de Buggi, pero con más corazón que ocasiones claras

Una derrota justa en un partido que no es de la liga de los verdes, que tienen otras miras para esta segunda vuelta, la salvación.