FÚTBOL PROVINCIAL

Un misil salva al Cortegada

Un golazo de falta de Ezequiel en el último suspiro otorgó a los de O Ribeiro un empate en el campo del Celanova

El meta Peri y varios jugadores siguen la trayectoria del balón que se fue desviado. (X. FARIÑAS)
El meta Peri y varios jugadores siguen la trayectoria del balón que se fue desviado. (X. FARIÑAS)
Un misil salva al Cortegada

El Celanova estaba a punto de celebrar una nueva victoria, pero el Cortegada remontó un 2-0 para acabar empatando a dos goles gracias a un auténtico trallazo de Ezequiel con el tiempo a punto de acabar.

El conjunto celanovense controló el juego pero fue su oponente el que tuvo tres claras llegadas, aunque la más nítida fue para su delantero Toti, que solo ante el portero encontró la gran parada de Ismael.

Arrancó con buen pie el Celanova que, nada más iniciarse la segunda parte consiguió ponerse 1-0 cuando Miguel Vilachá se fue de su par y con un remate cruzado superó a Peri.

Eran los mejores momentos del equipo blanquiazul, que cinco minutos más tarde anotaba el 2-0. Fue en un balón colgado sobre el área que sorprendió a Gaby, siendo aprovechado por Miguel Nieto para resolver con una vaselina.

La ventaja pudo ampliarse y ser determinante, pero Pulpi remató defectuosamente un pase atrás.

Poco a poco, y con más corazón que cabeza, el Cortegada se metió de llenó en el partido al recortar distancias Richi después de cabecear un centro de Catalán. Era el 2-1 y aún quedaban muchos minutos por delante.

La insistencia de los visitantes puso en apuros a un Celanova que ya no tenía la misma frescura y al que le reclamaron un penalti que el colegiado no consideró.


Y en el minuto 90


El Cortegada tuvo el último cartucho para poder igualar un encuentro que lo tenía casi perdido.  El mismo lo aprovechó con creces Ezequiel, que ejecutó con tremenda violencia una falta directa que dejó sin opción a Ismael y atónitos a los aficionados celanovenses. De todas maneras, ambos valoraron el empate en un derbi de alta tensión.