FÚTBOL | PREFERENTE SUR

Ribeiro: fútbol y nada más

El equipo más modesto de la Preferente consiguió el primer punto de su historia en la categoría gracias al gol de penalti de Yago en Luintra

Yago Soto, el primer goleador en la historia del Ribeiro en la Preferente.
Yago Soto, el primer goleador en la historia del Ribeiro en la Preferente.
Ribeiro: fútbol y nada más

El Ribeiro pasó en tiempo récord de jugar en Primera, a ser el campeón de la 'otra liga', disputar las semifinales de la Copa Diputación y jugarse el ascenso por televisión. Pestañeó y pasó de club humilde en Primera a cenicienta en Preferente.

Ahora toca lo más difícil, asumir el cambio y prepararse para recibir más golpes que caricias. La salvación, objetivo único. Conseguirlo tendría tanto mérito como los dos que descorchen el champán por el ascenso.

El domingo pusieron el primer ladrillo. Casi 270 minutos le hicieron falta al Ribeiro para anotar el primer tanto de la liga. Valió un punto. "La verdad es que teníamos un poco de ansiedad por marcar, haberlo conseguido nos quita un gran peso de encima y nos da mucha confianza para encarar los siguientes encuentros", reconoce el goleador, Yago Soto.

Cumple su cuarta temporada en San Cristóbal. Llegó en 2014 al conjunto otra vez dirigido por José Luis Vázquez.

El centrocampista recuerda perfectamente como fue el momento del gol: "Cuando vi que el árbitro decretaba la pena máxima, fui directamente hacia el punto de penalti. Como el especialista Pablo estaba en el banquillo, tuve que hablar con mi compañero Rodri, y al final decidimos que fuera yo el encargado de lanzarlo. Chuté arriba, a la derecha del portero, y tuve la suerte de marcar. Fue gran alegría y un privilegio".

No cobra nadie

En el Ribeiro hacen de la humildad impulso: "Somos un equipo modesto, simplemente cobramos una pequeña compensación por punto conseguido, pero tenemos amor propio y vamos a competir a muerte todos los partidos. No tenemos la presión de otros equipos con presupuestos infinitamente superiores al nuestro, salimos a cada encuentro a disfrutar. Puntuar en Nogueira y además marcando en el último minuto nos da una motivación extra".

Eso sí, la carga de trabajo es la misma que los demás. Los jugadores entrenan tres días a la semana y en pretemporada hasta cuatro: "Realizamos sesiones muy serias, con una gran carga táctica y física. El hecho de que el 90 por ciento de la plantilla seamos de la zona del O Ribeiro hace que el compromiso sea mayor. La gente está muy comprometida con el proyecto en Preferente."

Un fortín

El conjunto amarillo es consciente de que tienen que hacer granero en San Cristóbal: "Debemos aprovechar las dimensiones de nuestro campo, la mayoría de los equipos de la provincia de Pontevedra no nos conocen y eso puede ser un punto a favor nuestra".

Yago jugó todo su carrera en categoría provincial y ahora con 35 años le llega la oportunidad de jugar en Preferente: "Estoy muy ilusionado, fue una sorpresa para mí. Esta competición es otro mundo, el nivel de exigencia es mucho mayor que en Regional".

"Este resultado nos fortalece"

El técnico, José Luis Vázquez, regresa a un banquillo en el que ya estuvo hasta hace dos temporadas. Le toca multiplicar panes y peces: "Hicimos un esfuerzo fenomenal en Luintra, el equipo tuvo una actitud impresionante, los jugadores se vaciaron en el campo". La liga no descansa y tampoco el Ribeiro. Por ilusión y ganas, campeones: "Este resultado nos fortalece y nos da moral para recibir al Gondomar. Un diez para los jugadores, esta es la línea a seguir, si estamos enchufados y serios podemos conseguir resultados positivos".