TERCERA DIVISIÓN

Un punto para empezar el año para el Ourense CF

Ourense CF y Arosa empataron en el partido que abría la segunda vuelta en Tercera División y que dejó satisfechos a ambos equipos

Pablo Andrade (11) y Vitra (5) saltan por un balón en O Couto.
Pablo Andrade (11) y Vitra (5) saltan por un balón en O Couto.
Un punto para empezar el año para el Ourense CF

La Tercera División abrió el telón de la segunda vuelta con el partido entre Ourense CF y Arosa, que terminó con empate a un gol.

En una noche gélida, con mucho frío, ambos contendientes salieron al campo de O Couto con las ideas muy claras. Los ourensanos sabedores del potencial que tenía el rival, a esperarles, morder en defensa y tratar de sorprenderles en una contra. El Arosa, con mucha calidad en sus jugadores, a llevar el peso del partido y tratar de adelantarse en el marcador para que el encuentro fuera por los derroteros que ellos querían.

Tras el tanteo inicial, y con los arlequinados llevando el dominio llegó el primer gol para los visitantes. Una falta lateral que sacó con maestría Sergio Santos al punto de penalti y que Sidibé, sin mucha oposición remató al fondo de la portería de Michi.

Parecía que el partido se le iba a poner muy cuesta arriba a los de Fran Justo, pero la suerte y la calidad del centrocampista Óscar Fondevila se pusieron de su lado.

Solo dos minutos más tarde del gol visitante, una falta al borde del área la ejecutó de forma magistral el centrocampista vigués para poner el empate en el marcador en el mejor momento.

Era lo mejor que le podía pasar al Ourense CF. El Arosa siguió llevando el dominio pero sin ocasiones de gol. Los locales se estiraron un poco más y Edu Otero remató de cabeza un buen centro que detuvo Roberto Pazos.

Los de Villagarcía también tuvieron la suya. Una media vuelta de Javi Pazos, el pichichi de la categoría que se fue fuera por muy poco. La primera parte concluyó con un remate de Víctor Gallego que se lleno de balón y malogró una buena ocasión para los suyos.

De más a menos

En la segunda parte, el intenso frío que tuvieron que soportar los aficionados debió contagiarse a los jugadores ya que apenas hubo ocasiones claras de gol. El Arosa seguía llevando el dominio del juego, pero sin más. Llevando el balón de un lado para otro del campo, pero toda su profundidad se moría al llegar al borde del área. Javi Pazos tiene que desesperarse en partidos como el de ayer ya que apenas le llegan balones para poder demostrar su calidad. Y así es muy complicado lograr victorias.

La única ocasión para los visitantes en la segunda parte fue un remate de Carlos que Michi, con una buena intervención mandó a saque de esquina. En los locales, alguna llegada pero sin mayor peligro. Estaba claro que olía a empate.

Al final, ambos terminaron satisfechos. El equipo pontino comienza la segunda vuelta igual que acabó la primera, sumando un punto y lo dio por bueno. El Arosa, un conjunto con un gran potencial pero que, una vez más, dejó la sensación de que puede hacer más. Pero es fútbol y la lógica no sirve de nada.