El paro en Metro y en Cercanías deja atascos y tres detenidos en Madrid

La primera jornada de paros parciales en el Metro de Madrid, que ha coincidido con una huelga de 24 horas en la red de Cercanías, se ha desarrollado con aglomeraciones en los andenes, atascos en las carreteras, cumplimiento de los servicios mínimos y la detención de tres integrantes de un piquete en Atocha.
En el suburbano madrileño, los trabajadores han secundado el paro de cuatro horas por turno (06.00-10.00 y 17.00-21.00 horas) para demandar que no se les aplique el decreto de la reforma laboral.

Desde primera hora de la mañana, los servicios mínimos del 40 por ciento en hora punta se han cumplido 'estrictamente' de modo que a las 6.30 funcionaban 87 trenes, a las 7.00 horas 108 y desde las 7.30 horas 152 trenes, según datos del Consorcio de Transportes de Madrid.

Ello, sin embargo, no ha impedido ver aglomeración de viajeros en algunas estaciones, andenes y vagones y contabilizar hasta 120 kilómetros de atascos en los accesos a la capital y las autovías de circunvalación de la región en plena hora punta, según información de la Dirección General de Tráfico (DGT).

'En general, los ciudadanos se han podido desplazar aunque más apretados, con más incomodidades y esperando el doble de intervalo; pero se ha prestado un servicio razonable', ha asegurado el gerente del Consorcio, José Manuel Pradillo.

Hasta las diez de la mañana, hora de finalización del primer paro de hoy, el 90 por ciento de los usuarios del suburbano lo había utilizado, según el consejero de Transportes, Pablo Cavero, que ha apuntado a un 'pequeño deslizamiento' de viajeros hacia los autobuses y el vehículo privado.

En cuanto al seguimiento del paro, ni el Gobierno regional ni Metro de Madrid han ofrecido datos mientras que CCOO y UGT lo han cifrado en un 98 por ciento.

Transportes y sindicatos, sin embargo, sí han coincidido en el cumplimiento de los servicios mínimos decretados y la práctica ausencia de incidentes, tónica que se mantiene en el paro que se ha iniciado a las cinco de la tarde.

A las nueve de la noche concluirá esta segunda protesta, acción que volverá a repetirse los próximos días 21 y 28 de septiembre y 1 de octubre, aunque en estas jornadas también se han convocado paros parciales en la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Las protestas de hoy en el Metro han coincidido con la huelga de 24 horas convocada por los sindicatos en Renfe, Adif y Feve, y por ende en Cercanías, en contra de la liberalización del sector ferroviario.

Tanto fuentes de Adif como de los sindicatos han destacado que en la Comunidad de Madrid la huelga está transcurriendo con normalidad y se han respetado los servicios mínimos establecidos en Cercanías.

La jornada comenzó con la detención de tres integrantes de un piquete informativo por resistencia y desobediencia a la autoridad al intentar saltarse el cordón policial establecido para contener a las 200 personas que se estaban manifestando en la estación de Atocha, donde la Policía había establecido un fuerte dispositivo de seguridad.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales y, tras prestar declaración, uno de ellos ha quedado en libertad acusado de los referidos delitos, según un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Es previsible que a lo largo de esta tarde los otros dos arrestados también sean puestos en libertad.

Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Al usar este sitio acepta el uso que hacemos de las cookies Más información >