ARTÍCULO PROMOCIONAL

¿Pensando en comprar una vivienda? Todo lo que debes saber

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes y trascendentales, ya que implica una fuerte inversión económica y una serie de compromisos con entidades financieras. Por esta razón, es fundamental conocer ciertos aspectos para evitar riesgos.

¿Pensando en comprar una vivienda? Todo lo que debes saber

El mercado de la vivienda en España cerró el ejercicio de 2017 con datos muy positivos. Crecieron las hipotecas y visados de nueva construcción, las operaciones de compraventa y, inevitablemente, también lo hicieron los precios.

Acude a una inmobiliaria con experiencia

El sector inmobiliario en Mallorca es uno de los goza de mejor salud. La compraventa de pisos ha crecido exponencialmente en los últimos años y las principales inmobiliarias de Mallorca han visto crecer cada vez más sus operaciones. 

La primera fase de la compra de una vivienda es consultar las distintas opciones del mercado. Es necesario acudir a una inmobiliaria con experiencia en la compra venta de propiedades que aporte confianza y transparencia.

No obstante, hoy esta búsqueda es muy fácil y rápida gracias a los distintos portales que existen en internet. A través de ellos podemos obtener mucha información en poco tiempo y ver fotos y detalles sin necesidad de moverse de casa.

Por qué es necesario acudir a un asesor financiero

Tras atravesar una crisis financiera tan importante como la que se ha vivido en la última década, la sociedad está más concienciada antes de realizar cualquier tipo de inversión. En este sentido, la figura del asesor financiero puede ser de gran ayuda.

Este profesional tiene un papel muy importante y su intervención en un momento en el que se va a desembolsar una importante cantidad de dinero como es la operación de compra de un inmueble puede ser vital para que esta sea lo más ventajosa posible para el comprador.

El grupo de asesoramiento financiero OVB Holding AG es una de las compañías financieras en España, líderes en el asesoramiento financiero. Cuentan con más de 40 años de experiencia en toda Europa, en el campo del asesoramiento individual y personal. Son, asimismo, especialistas en asesoramiento multitemático.

El funcionamiento de este tipo de organizaciones es la siguiente: en primer lugar, hacen recopilación de información de objetivos, deseos y necesidades de los clientes y, posteriormente, ofrecen soluciones personalizadas según su situación financiera y su capacidad de ahorro.

Los microcréditos, una alternativa fácil y rápida

Más allá de los gastos derivados de la operación de compraventa de un inmueble, hay que tener prevista además otra partida para lo que viene una vez adquieres la vivienda. Una de ellas es la destinada a compra de mobiliario, que suele suponer un buen pellizco.

Además, es bastante común que surjan imprevistos como reformas o cambios para adecuar la casa al gusto del nuevo propietario. Una solución para afrontar estos gastos en caso de no disponer de los fondos suficientes son los créditos rápidos.

Por ejemplo, Creditosrapidos10min, un portal especializado en este tipo de créditos rápidos y préstamos con ASNEF. Este tipo de préstamos suelen solicitarse a corto plazo y por cantidades pequeñas y suelen destinarse a cubrir necesidades puntuales.

Su principal característica es la rapidez con la que se conceden y pueden realizarse a través de internet, evitando papeleos. Con este tipo de minicrédito o crédito rápido, en apenas unos minutos se puede obtener desde 1000 euros en apenas 10 minutos, y hasta 30.000 euros en un plazo de entre 24 y 48 horas.

El ASNEF es uno de los listados de morosos más utilizados por las entidades financieras que ofertan préstamos personales, las cuales normalmente consultan estos registros antes de concederles el dinero, por lo que si se está incluido en un listado de este tipo, será complicado que pueda obtener un préstamo.

No obstante, los productos financieros no paran de evolucionar y han surgido nuevas vías para obtener préstamos con ASNEF, aunque es importante hacerlo con una entidad de crédito que ofrezca garantías y seguridad.

También la banca es consciente del estímulo al consumo que supone este tipo de créditos y ha empezado a otorgarlos de forma más ágil. Este tipo de operaciones, que había registrado mínimos históricos en los últimos años, ofrece como principal ventaja que es más fácil de obtener que, por ejemplo, una hipoteca.

Los importes mínimos de este tipo de créditos suele ser de unos 1.000 euros, aunque hay entidades que ofrecen mínimos de 300, mientras que los máximos llegan hasta los 90.000 euros en el caso de algunas entidades.

En cuanto al tipo de interés TAE, índice que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de la operación, varían desde el 5 por ciento en algunos casos puntuales, hasta el 11 por ciento aproximadamente.

Otros aspectos a tener en cuenta antes de comprar una vivienda

Más allá de los aspectos económicos, hay que tener en cuenta otras variables antes de lanzarse a comprar una vivienda. En primer lugar, hay que comprobar mediante una nota simple que quien está vendiendo el inmueble es el propietario legal.

Otra de las recomendaciones es contar con un presupuesto orientativo de la cantidad que se va a destinar al pago de la vivienda. Según los expertos, esta cuantía no debería ser superior al 40 por ciento de los ingresos netos que se obtienen al mes.

También es muy importante tener en cuenta los gastos iniciales que conlleva la compra de una vivienda, que pueden ser de hasta un 10 por ciento del precio del inmueble, por lo que es conveniente contar con dinero ahorrado que permita afrontar estos pagos.

Asimismo, habrá que comprobar que la vivienda esté libre de cargas como, por ejemplo, hipoteca o embargos. Por ello, deberás negociar que todo esto quede libre de cargas antes de cerrar definitivamente la operación.

Así que ya sabes, comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes que puedes llevar a cabo en tu vida. Por lo tanto, es fundamental informarse bien de todos los aspectos antes de terminar cerrando la operación y ser conscientes de los gastos derivados tanto antes como después de la adquisición.