ESPAÑA

Un testigo del suceso de una atracción en Madrid: "Nadie esperaba el porrazo"

En total han sido una treintena de personas las que resultaron heridas en una montaña rusa en el Parque de Atracciones de Madrid

Un testigo del suceso de una atracción en Madrid: "Nadie esperaba el porrazo"

Un testigo del accidente de la montaña rusa del Parque de Atracciones, donde han resultado una treintena de personas heridas de carácter leve, ha explicado que uno de los trenes se ha quedado "clavado", que no respondía, y que otro que venía por detrás "a velocidad" ha chocado y se han dado "un porrazo".

Jordi Hernández ha explicado que estaban esperando a subirse en esta atracción nueva, la primera montaña rusa familiar de realidad virtual interactiva de España, como explican desde el Parque, donde se usan unas gafas virtuales para poder interactuar.

"Mientras estábamos esperando, el tren se ha quedado clavado", ha explicado, al tiempo que ha señalado que veían que los trabajadores "no conseguían echarlo para adelante" y que pese a que los operarios estaban dando a los botones, "la cosa no funcionaba". De hecho, ha explicado que su mujer "ha discutido con una" (trabajadora) a la que ha pedido "que parara la atracción".

Según el relato de este testigo, el encargado "ha salido corriendo, se ha metido en la torre de control" y mientras lo hacía, "no ha dado tiempo y ha venido el otro tren por detrás y le ha metido un viaje que no veas".

"Con las gafas la gente no esperaba el golpe y la mitad se ha dejado los dientes o la espalda", ha señalado Hernández, quien ha indicado que hay "un montón de niños" con collarín, porque "nadie esperaba el porrazo". También ha explicado que otros han salido en brazos y que también había personas que estaban siendo atendidas en el lugar.

"El tren se ha quedado parado en la entrada. No han conseguido echarlo para adelante y el otro ha venido a velocidad y se ha pegado un porrazo", ha insistido Hernández, quien ha indicado que hay un botón de emergencia y que no entienden por qué no lo han apretado si han visto que "no tiraba".

En su opinión, de haber dado al botón de emergencias, la atracción a lo mejor se hubiera quedado colgada y sólo hubiera sido necesaria la intervención de los bomberos, quedándose todo en una "anécdota" en lugar de un accidente.