CREANDO MARCA

El crecimiento del comercio gallego supera la media del sector en España

El comercio es el motor de la actividad económica en una gran parte de Galicia. Demuestra ser un motor de creación de empleo y da sentido y sentido a las tramas urbanas de las ciudades y de las principales villas de la comunidad. Muestra un crecimiento consolidado y en franco aumento a lo largo de los últimos años, fruto de la mejora de la economía y de las perspectivas del consumidor en relación al empleo. En este sentido el sector crece pero no todo los segmentos lo hacen

Jornada de compras.
Jornada de compras.
El crecimiento del comercio gallego supera la media del sector en España

El sector del comercio en Galicia encadena más de 30 meses seguidos de crecimiento. Y teniendo en cuenta las previsiones navideñas, seguramente estos datos favorables, se mantendrán  durante todo el año. Se trata de un sector que en los peores años de la crisis alcanzó la cifra de más 10.000 afiliados perdidos y cerca de 7.000 autónomos abandonaban las estadísticas de afiliación a la Seguridad Social. 

Aquellos tiempos han pasado, fruto de varios factores de especial interés, que han tenido su mayor reflejo en los datos del mes de julio. Allí se registró el dato pico del año, donde el incremento de las ventas han alcanzado el 1,2 %. Es un comportamiento más favorable que la media de España en dicho mes, que se quedó en el 0,7%. 

Estas cifras colocan a Galicia entre las cinco primeras comunidades de España, y en cifras cercanas a los casos de las grandes comunidades receptoras de turismo como Baleares.  Este buen comportamiento es fruto de tres factores, según representantes del sector: el buen tiempo y una mayor confianza del consumidor, que se refuerza con unas buenas cifras de los datos económicos públicos. 

Este buen clima se refleja en indicadores como los publicados por el Instituto Galego de Estatística (IGE). Por ejemplo, según el índice de cifra de negocios por sectores de actividad, el último mes publicado, septiembre, se percibe un valor del 8,7 %, reflejo de un fuerte incremento de las operaciones en el sector del comercio en lo que va de año en Galicia. El resto del conjunto de los datos estadísticos  refuerzan esta tendencia. Las cifras, además, muestran una tendencia de valores más positivos desde el mismo periodo del año anterior, por tanto la tendencia es cada vez más positiva. 

Está claro que el sector en Galicia se recupera, pero la recuperación va por barrios, ya que el pequeño comercio, el gran damnificado de los costes de la crisis, todavía no ha podido dar pasos positivos e incluso durante el año 2016 ha perdido establecimientos. 

Eso sí, el sector sigue siendo vital para el tejido empresarial de Galicia. En agosto de este año, Galicia contaba con 52.354 actividades minoristas operadas por autónomos, según la Federación de Autónomos ATA. De los cuales, según los datos del directorio DIRCE, suman un total de 49.096 establecimientos en Galicia. Siendo el pequeño comercio más de la mitad de los  mismos con 29.795 establecimientos presentes.

Esta lenta recuperación se debe a que el sector minorista del comercio debe afrontar una dura competencia frente a los nuevos canales de comercialización tanto de tamaño medio, como grandes superficies, que vuelven apostar fuerte por el consumo nacional. 

La gran distribución de España espera incrementar sus ventas un 3% y así enlazar un importante periodo de crecimiento de tres años consecutivos. Un sector que solo en el 2016 ha creado 3.400 nuevos empleos, alcanzado la cifra de total de 231.500 personas. Este gremio aglutina la cifra de superficie comercial neta de 8,7 millones de metros cuadrados, y la creación neta de inversión de hasta 1.070 millones de euros (Anged, 2016).

Es un canal que aglutina a grandes empresas de distribución que está realizando un gran esfuerzo de adaptación a la demanda. Un buen ejemplo son los más de 14.000 millones  invertidos para mejorar tiendas y adaptarse a la realidad de Internet desde el año 2008, según los datos del Anuario de Anged, 2016. 

Este sector, refuerza la cadena de valor nacional, con una factura de compras a proveedores locales de más de 29.000 millones de euros. En Galicia muestra su transcendencia con la generación de más de 14.000 empleos, lo que supone un 6,1% del total de España, según la misma fuente.

Pero el gran competidor del comercio minorista, y en franco crecimiento, es el sector de las ventas del comercio electrónico.

El comercio electrónico de productos y servicios en España ingresó 24.185 millones de euros en el año 2016, un 20,8% más que el ejercicio anterior, según el Informe de Comercio Electrónico de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), que realiza a partir de las compras electrónicas con tarjeta de crédito o débito (60% del total), según el informe de comercio de la CEOE, siendo el 20% del mercado ventas de ropa. 

A pesar de la competencia, el sector del comercio minorista alcanza los 217.610 millones de euros en ventas. En cuanto al empleo. se superan los  1,9 millones de trabajadores, como pone de manifiesto  la Encuesta de Población Activa (EPA), superando los niveles de ocupación de 2011.

A nivel gallego las cifras alcanzan los 53.337 autónomos y una cantidad de creación de empleo del régimen general de la Seguridad Social de 121.663 personas. Se trata por lo tanto de uno de los sectores vitales del grupo de los servicios de Galicia. Además, los datos reflejan la cada vez mayor importancia para reforzar la posición de Galicia en el sector turístico. Eso sí, el comercio minorista debe afrontar cambios radicales de hábitos y gustos de compra.