CREANDO LA MARCA

La economía del reciclaje en Galicia puede generar un 3% más de PIB

Las instituciones apuestan por la llamada economía circular como estrategia de ahorro de recursos naturales, que en muchos casos deben ser importados o en otros simplemente se pierden como residuos

Curso de reciclaje en Oira.
Curso de reciclaje en Oira.
La economía del reciclaje en Galicia puede generar un 3% más de PIB

La economía circular en Galicia es una apuesta clara por el desarrollo sostenible y el progreso ambiental y social del territorio gallego. La importancia de la economía circular radica en que los productos alargan su vida útil  una vez comprados, mediante el ecodiseño, la reparación, reutilización y finalmente la correcta gestión como un subproducto útil. En conjunto, la economía gallega puede llegar a ahorrar unos 2.000 millones euros, o lo que es lo mismo, hacer crecer un 3% el PIB de la comunidad. En concreto, la apuesta es, en primer lugar, por reparar los materiales, lo que implica, de una parte, disponer de piezas de repuesto nuevas evitando la obsolescencia (sobre todo la programada) y de otra parte crear un mercado de piezas de segunda mano garantizadas que permiten el proceso de reciclaje. 

En un segundo paso la apuesta es por recuperar los materiales con el fin de darles un segundo uso o convertirlos en nuevas materias primas. Aun así a la economía circular en Galicia todavía le queda un largo recorrido. En este sentido disponemos de muchos ejemplos, como puede ser el caso de los residuos de construcción y demolición, que es un sector en Galicia que puede llegar a reciclar más de 700.000 toneladas y generar más empleo en las 84 empresas del sector pero todavía no alcanzado su potencial. Otro ejemplo puede ser el reciclaje de aceite doméstico o de hostelería, que puede implicar un volumen anual de más de 5.000 toneladas de aceite para reciclar, un mercado que mayoritariamente recicla fuera de Galicia. A continuación, otro buen ejemplo de interés  es el sector de reciclaje del vidrio o el de papel, que por cada euro invertido aporta 2,8 euros a la economía del territorio. Sin embargo, mayoritariamente no ha alcanzado su despliegue industrial en la comunidad en favor de otras regiones como Asturias, Castilla y León o Madrid. A las deficiencias del desarrollo industrial debemos sumar la falta de desarrollo de los planes públicos de gestión. El Plan de residuos de Galicia en su elaboración incluyó a más de 11 instalaciones de reciclaje de residuos a lo largo de la cadena de recogida,con una inversión público-privada cercana a los 150 millones de euros. Actualmente ninguna planta ha sido puesta a disposición. Solo destacar la inversión de la ampliación de Sogama con un gasto de más de 250 millones de euros. 

La apuesta gallega se enmarca en la estrategia de Europa que considera la economía circular como una de las máximas del futuro hacia el año 2030. Ya que Europa es una de las mayores economías del mundo pero a la vez es un territorio con escasez en recursos básicos que deben ser mayoritariamente importados de otros territorios. Territorios a veces hostiles o inestables y que ponen en riesgo la seguridad productiva de la industria Europea. La apuesta de Europa por la economía circular ya forma parte de la Estrategia Europa 2020: Una Europa que utilice eficazmente los recursos. Actualmente es la principal estrategia de Europa para generar crecimiento y empleo, con el respaldo del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo. 

El motivo de esta apuesta es su capacidad de beneficiar la economía europea. La UE identifica un potencial de ahorro derivado de la implantación de la economía circular que supera la cifra de 600.000 mil millones de euros, solo para el tejido productivo, sin tener en cuenta el impacto ambiental y social. 

EL EMPLEO
La apuesta por un modelo basado en la economía circular en lugar de la lineal crearía más de 400.000 empleos en el conjunto europeo, motivo por el cual  el vicepresidente primero de UE, Frans Timmermans, responsable de desarrollo sostenible, ha declarado lo siguiente: «Construir una economía circular en Europa sigue siendo una prioridad clave para esta Comisión. Hemos realizado importantes progresos y estamos planificando nuevas iniciativas en 2017. Estamos cerrando el círculo del diseño, la producción, el consumo y la gestión de residuos, creando así una Europa ecológica, circular y competitiva». Por tanto para Europa la economía circular es una estrategia de futuro.  

    En el caso de España el proceso también esta en una fase de arranque. Pero muestra grandes posibilidades de desarrollo ya que las proyecciones hablan de la creación de más de 52.000 empleos hasta el año 2020 con la mejora en la gestión de residuos. Actualmente España solo dedica el 20% de los residuos a gestión y tratamiento, frente al 28% de la media de los países de la Unión. Por lo tanto esta diferencia puede ser un factor generador de industria transformadora y de creación de empleo. En un país ya en proceso de transformación, por ejemplo, se ha reducido casi un 50% el consumo de materias entre 2008 y 2012. Y la intensidad energética ha descendido cerca de un 8%.  El contexto de la economía circular para Galicia se presenta como un camino de grandes oportunidades tanto para la creación de empleo (social) como para la creación de empresas de la nueva economía basadas en bajo impacto ambiental y alta tecnología.