ECONOMÍA CIUDADANA

El Gobierno quiere ingresar unos 7.000 millones más con la revisión impositiva

Entre la batería de medidas para conseguir este ajuste destacan las subidas del Impuesto sobre Sociedades y de los impuestos especiales sobre el tabaco

El Gobierno quiere ingresar unos 7.000 millones más con la revisión impositiva

También en el  año 2017 debemos revisar las subidas de los consumos e impuestos. En este sentido el nuevo gobierno ha empezado su legislatura subiendo impuestos. Entre los objetivos que ha establecido la Comisión Europea para 2017 se incluye reducir el déficit público al 3,1% del PIB, en total 16.000 millones de euros de déficit. Para afrontar este ajuste, el gobierno ha aprobado un paquete de medidas fiscales que pretende ingresar unos 7.000 millones más. Cambiando la tendencia del año anterior de reducción de impuestos. Un ejemplo: el impuesto de sociedades de un tipo del 28% a un 25%. 

Entre la batería de medidas para conseguir este ajuste destacan las subidas del Impuesto sobre Sociedades y de los impuestos especiales sobre el tabaco, las bebidas alcohólicas de alta graduación, del que se salvan tanto el vino como las cervezas. Además se crea un nuevo impuesto para gravar los refrescos, bebidas azucaradas y carbonatadas. 

En el caso del impuesto de sociedades la reforma proviene de la reducción de parte de sus ventajas fiscales. El Gobierno ha anunciado una limitación de la compensación de bases negativas de años anteriores, el establecimiento de nuevos límites sobre la doble imposición internacional. Y la no deducibilidad de las pérdidas de participaciones en entidades residentes y no residentes. El objetivo es alcanzar la cifra de unos 26.000 millones de euros de recaudación, cifra que se aleja todavía de los 44.000 millones del año 2008. 

También destaca la puesta en marcha de un nuevo sistema de gestión del IVA. Obligará a unas 60.000 empresas a informar de forma automática, a través de una conexión informática con la Agencia Tributaria, de todas sus operaciones con IVA. Otras medidas será la creación de nuevos impuestos ambientales, el mantenimiento del impuesto sobre el patrimonio o el incremento del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). 
Unido a los impuestos también debemos afrontar la subida de los precios de la energía, luz y gas. La luz se incrementará de media el 6%. Con el nuevo incremento, la factura de un hogar medio (potencia contratada de 4,4 kilowatios y consumo de 250 kw) se sitúa cerca de los 62 euros.

También subirá el gas un 3% para los 1,7 millones de familias que tienen la tarifa regulada. La bombona de butano afronta el día 9 de enero una revisión de precios que todo parece indicar que será motivo de subida, que afectará a ocho millones de hogares. Correos aplica desde el 2 de enero una subida de 5 céntimos para la carta nacional ordinaria, que pasará a costar 0,50 euros.

Pero también habrá precios estables, caso de Telefónica y su cuota de abono, que se mantiene en 14,33 euros, un precio que no ha variado desde 2013. O el caso de Renfe que congela el precio de los billetes de los trenes de Cercanías y de Media Distancia, los que mayor número de viajeros transportan. 

También tendremos subidas positivas, caso del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que se incrementa el 8%. La medida supone una revalorización de 52,4 euros al mes y elevará los actuales 655,20 euros mensuales a 707,6 euros (9.906,4 euros al año en 14 pagas). Este salario es el referente de los análisis de convenio y es el salario tipo para cerca de seis millones de españoles.