LA ENTREVISTA - EURO

Manuel Rodríguez: "No apagamos el teléfono las 24 horas"

Manuel Rodríguez Fernández se ha curtido en el sector de la logística y el transporte. Empezó en el año 2001 y el crecimiento fue notable. Considerada una empresa gacela, se incorporó a la red Envialia y gestiona las delegaciones de Ourense, Santiago y A Coruña.

Manuel Rodríguez, propietario de ACEN Logística, S.L.
Manuel Rodríguez, propietario de ACEN Logística, S.L.
Manuel Rodríguez: "No apagamos el teléfono las 24 horas"

Manuel Rodríguez Fernández se ha curtido en el sector de la logística y el transporte. Empezó en el año 2001 y el crecimiento fue notable. Considerada una empresa gacela, se incorporó a la red Envialia y gestiona las delegaciones de Ourense, Santiago y A Coruña. En un sector que vive una revolución por el comercio electrónico, la rentabilidad sigue siendo el reto. La empresa está bien posicionada, sobre todo en un sector tan estratégico como el textil.

¿Qué sentido tiene el sector textil en las actividades de la empresa?  

En el año 2001, cuando empezamos, el cien por cien de nuestro trabajo era para el textil. A partir del 2007 y 2008 vimos que había que diversificar y fue entonces cuando entramos en contacto con la red Envialia, que no es una franquicia, sino una red de empresas colaboradoras, y dimos el paso de coger la delegación de Ourense, con mensajería y a partir de ahí cogimos las delegaciones de Santiago y A Coruña. 

Por lo tanto, en la actualidad, ¿cuáles son los sectores clave?  

El textil supone el 30% de nuestra cartera de servicios, un 40% la red de mensajería y el resto la logística de paquetería. En el sector textil han confiado en nosotros las empresas más importantes de la provincia. 

Sospecho que esta empresa ha crecido muy rápido.  

Tuvimos la fortuna ser lo que se conoce como una empresa gacela, con crecimientos importantes todos los años, salvo algún año de la crisis que hemos bajado, lo que nos obligó a reajustar con proveedores y vivimos un momento complicado pero luego crecimos al aumentar las delegaciones y hoy estamos en un momento estable.

¿Cómo se consigue crecer en un sector en el que hay mucha competencia?  

Nosotros no apagamos el teléfono en las 24 horas del día. La competencia que hay es mucha y muy fuerte, pero la mayoría se fueron vendiendo. Nuestra competidora número uno ya no es española, es francesa. Otras se vendieron a los alemanes, otras a los ingleses. Estas empresas vienen con una idea de transporte que a lo mejor en el futuro es la ideal pero apagan el teléfono a las ocho horas. Los clientes esperan que les sirvas al momento y nosotros intentamos que el cliente además de pagar por el servicio tengan el plus de la atención y eso es lo que tratamos de darle. Nosotros somos de Ourense y somos capaces de dar un servicio en toda España como el de nuestra competencia. 

¿Compite en precio, costes, atención al cliente…?  

Tengo que dar el mejor servicio, tengo que competir con los mejores y dar el mejor coste. Habrá cosas que podamos hacer y servicios en los  que no podamos dar el mejor precio, pero seguro que se intenta. 

¿Ha pensado en diversificar o el transporte es la actividad principal desde el minuto uno?  

Tienes que especializarte en algo y nosotros lo estamos en transporte y logística. Si diversificar es montar una bodega u otro negocio, no nos cerramos a nada pero si tenemos que descapitalizar para hacer otra cosa, no tengo ese afán. Continuaremos con lo que sabemos hacer. 

¿El crecimiento del comercio electrónico hasta qué punto está siendo un respaldo a su crecimiento?  

El comercio electrónico quizá sea el futuro, pero la muerte para un montón de negocios. En estos momentos los precios que se dan en el transporte ni siquiera cubren los costes de distribución. Si un repartidor tiene un máximo de 60 envíos, de los cuales entrega 40 porque 20 no están en su domicilio, y te acaban protestando, etcétera, y además por un precio regalado, no sé quién va a ganar esto. En Envialia tenemos clientes de comercio electrónico pero los tenemos muy limitados. Hay una guerra de precios porque todos se están yendo hacia un mismo cliente. Ahora resulta que muchas empresas de transporte no pueden vivir sin esos clientes pero tampoco pueden vivir con ellos y eso va a ser un problema. 

Si el movimiento de mercancías demuestra actividad económica, hágame una comparativa entre Ourense, Santiago y A Coruña, lugares en los que tiene delegaciones.  

Si quitamos clientes de referencia, el orden sería A Coruña, Santiago y Ourense. Aquí nos vamos quedando atrás, no sé por qué, la verdad. A mi la pesadumbre que me da todo esto es que para mantener mi negocio yo me gasto en autopistas 3.000 euros al mes. Los que vivimos de la carretera vemos que las autopistas privadas son un lastre. Yo pago entre 12.000 y 14.000 euros de gasoil al mes. Esas son cosas que ponen a cualquier empresa en una situación complicada. 

¿Es un empresario comprometido socialmente? Lo digo porque patrocina muchas actividades, sobre todo deportivas.  

Yo tengo dos hijas y un hijo que me reeducaron. Me dicen que hay que colaborar con todos por eso tengo patrocinios. Lo hago convencido y además veo que tiene repercusión. Me siento orgulloso de patrocinar al equipo Ourense Envialia porque me da muchas satisfacciones. Hay un montón de niñas que están jugando y también niños en varios equipos y también trabajamos la base. 

¿Quiere ser presidente de un club? 

Para nada, yo solo colaboro. No quiero tener ninguna responsabilidad. 

¿Y tener responsabilidad en colectivos empresariales? 

No me atrae ni creo que valga para eso. Creo en la colaboración entre las empresas pero eso no significa que tengas que estar en la directiva. Lo que si me duele es que en algunos colectivos no todos paguen y luego se beneficien. Eso me duele y me parece insolidario.