ANÁLISIS

La restitución de las compras se puede efectuar a través de vías diferentes desde la hoja de reclamación

La ley protege las diferentes opciones

La restitución de las compras se puede efectuar a través de vías diferentes desde la hoja de reclamación

La ley del comercio minorista establece el derecho a reclamar por compras defectuosas en los comercios  del país. A la hora de presentar una reclamación por un problema con un artículo rebajado, la forma más sencilla es solicitar la hoja de reclamaciones. Si nos dicen que esa obligación no existe en caso de productos rebajados, debemos saber que no es cierto. La opción es solicitar la hoja oficial de la Xunta de Galicia. Se presenta la reclamación a la empresa y esta tiene 10 días  para darnos una respuesta. En caso de que la empresa no responda, el camino que debe seguir es el de la reclamación ante organismos públicos, caso de la red de oficinas municipales de defensa de los consumidores o puede dirigirse directamente al Instituto Galego de Consumo, dependiente de la Xunta de Galicia. También puede buscar la ayuda de las distintas asociaciones de consumidores para ejercer sus derechos.

Para obtener una solución se puede acudir a una serie de vías alternativas, como la negociación amistosa, los procesos de mediación, los de arbitraje, el procedimiento de denuncia administrativa o acudir a la vía judicial.

En el caso de que se adopte esta alternativa debe saber que existen costes frente al resto de las vías que suelen ser gratuitas para el consumidor.

Existe por lo tanto un amplio margen de opciones de reclamación pero en todo caso se debe cuidar y conservar pruebas tales como facturas, ticket de compras, fotos, etc.