CIENCIA

Investigadores de la USC avanzan en la lucha contra la enfermedad de Alzhéimer

El grupo logró demostrar por primera vez que la forma más tóxica de la proteína relacionada con la afección forma aglomerados de manera espontánea en cuanto su concentración supera un cierto límite

El grupo de investigadores del Campus Terra de la USC.
El grupo de investigadores del Campus Terra de la USC.
Investigadores de la USC avanzan en la lucha contra la enfermedad de Alzhéimer

La enfermedad neurodegenerativa de Alzheimer está relacionada con la aparición de pequeñas aglomeraciones de una proteína natural, la beta-amiloide, en los cerebros de los pacientes.

Investigadores del Campus Terra de la Universidad de Santiago de Compostela lograron demostrar por primera vez que la forma más tóxica de esta proteína, la Ab-42, forma aglomerados de manera espontánea en cuanto su concentración supera un cierto límite. Este importante resultado fue publicado en la revista prestigiosa Scientific Reports de la editorial Nature Publishers.

Es muy difícil de manejar y nos costó varios años de trabajo y mucha paciencia obtener resultados fiables -un tiempo que laboratorios grandes muy competitivos ya no están dispuestos a invertir-”

Aplicando una técnica ultrasensible, capaz de analizar moléculas individuales, la investigadora Mercedes Novo y su equipo determinaron la concentración crítica de la formación de agregados pequeños de la proteína beta-amiloide Ab-42 en medio fisiológico.

“Logramos avanzar en el estudio de esta proteína gracias al trabajo minucioso de la doctora Sonia Freire”, destacó Novo. “Otros laboratorios analizaron variantes de la proteína más fáciles de manejar, pero nosotros nos pusimos como reto dar con las condiciones experimentales adecuadas para el amiloide Ab-42, la variante más relevante para la enfermedad. Es muy difícil de manejar y nos costó varios años de trabajo y mucha paciencia obtener resultados fiables -un tiempo que laboratorios grandes muy competitivos ya no están dispuestos a invertir-”, explica.

La investigación dirigida por Mercedes Novo y Wajih Al-Soufi, profesores de la Facultad de Ciencias de Lugo e investigadores del Grupo de Química Biofísica, Fotofísica y Espectroscopía de la USC, demuestra que la agregación inicial de la proteína tiene grandes similitudes con el ensamblaje espontáneo de micelas a partir de moléculas de surfactante, que fue ampliamente estudiado por los autores y les permitió modelizar el proceso de agregación del beta-amiloide.

La existencia de un régimen de concentraciones bajas libre de agregados de la proteína Ab-42 apoya la hipótesis más aceptada actualmente de que un aumento de la concentración de esta proteína en el cerebro pone en marcha una cascada de procesos que lleva a la enfermedad de Alzheimer, donde los pequeños agregados formados en las etapas iniciales serían los mayores responsables de la toxicidad. Por eso, una mejor comprensión de estos procesos iniciales es crucial en la lucha contra la enfermedad neurodegenerativa de Alzheimer.