EN GALICIA

Vía libre para la nueva Gran Vía de Vigo

El Concello aprueba el proyecto de rampas mecánicas y más zonas verdes en el bulevar con una inversión de 5,1 millones para el tramo central tras el veto de la Xunta al resto. Caballero prevé acabarlo en un año 

El proyecto de Gran Vía incluye la ampliación de las zonas verdes, paneles fotovoltaicos y una fuente ornamental.
El proyecto de Gran Vía incluye la ampliación de las zonas verdes, paneles fotovoltaicos y una fuente ornamental.
Vía libre para la nueva Gran Vía de Vigo

El Concello de Vigo prevé que en un plazo de 12 meses esté concluido el nuevo proyecto de Gran Vía entre María Berdiales y Venezuela, más reducido que el anterior que vetó la Xunta, pero con rampas mecánicas, ampliación de las zonas verdes, paneles fotovoltaicos y una fuente ornamental, en el marco del plan Vigo Vertical con financiación de fondos europeos.

El alcalde Abel Caballero explicó ayer que la junta de gobierno desestimó el pasado 31 de agosto el recurso de una ciudadana contra el proyecto y de esta forma dio luz verde al inicio de la tramitación y la licitación, que estimó en 4 meses más otros ocho de construcción, para una obra que está presupuestada en 5,1 millones de euros.

Caballero recordó que el proyecto inicial iba desde la confluencia con Urzaiz hasta la plaza de España, pero que "cuando estábamos en la tramitación, la Xunta se inventó una norma y nos produjo una paralización del proyecto, que en el Contencioso le vamos a ganar, pero lo hicieron para que tardáramos un par de años y llegar a las elecciones parando una de las espectaculares obras de Vigo", señaló, para concluir que "es la política Feijóo antivigo".
El regidor precisó que "la norma inventada solo afecta a la parte alta y a la baja de Gran Vía, no afecta al tramo central, y lo que hicimos fue rehacer el proyecto y centrarnos en el tramo de María Berdiales hasta Venezuela, que es más de la mitad de la calle y lo vamos a hacer ya", enfatizó.


Renovación de las redes


Así, la humanización afecta aproximadamente a la mitad del tramo inicial de Gran Vía, en total unos 250 metros, en cuyo bulevar central se instalarán rampas mecánicas. También contará con paneles fotovoltaicos, una fuente ornamental y nuevas redes de abastecimiento, saneamiento y riego.
Caballero subrayó que "las redes de Gran Vía están en malas condiciones y hay que repararlas. Feijóo no quiere que el agua llegue bien yo sí y al tiempo hacer una humanización integral como ya hicimos en 850 calles de la ciudad de Vigo", señaló.

También apuntó que se mantiene la estructura del bulevar íntegra, de tal modo que "la visión es la misma que ahora pero con algunas diferencias, porque se verán más árboles y más vegetación como en todas las humanizaciones que estamos haciendo en la ciudad".

El alcalde recordó que "si este bulevar se planteara hoy no se podría hacer, porque supera las pendientes permitidas, tiene un 9,5% de pendiente", por lo que entiende que  Vigo Vertical "es una revolución" y que ciudades históricas como Toledo ya tienen cintas transportadoras.

El alcalde concluyó señalando que "lo siento por Feijóo pero vuelve a fracasar una vez más, otro fracaso en acciones contra Vigo", zanjó.