LA REVISTA

La moda es fiesta

La historia de Elsavadeboda es la de Paula y Carla Pérez, que quisieron enfocar su pasión por la moda en un sector muy concreto: la fiesta. Avaladas por 13 años de exitosa trayectoria, han conseguido un destacado lugar entre las elecciones de estilismo de las invitadas de toda España

Paula y Carla Pérez, las artífices de Elsavadeboda.
Paula y Carla Pérez, las artífices de Elsavadeboda.
La moda es fiesta

¿Cuál es la historia de Elsavadeboda?

Surge de una necesidad: dentro del mundo de los eventos y de las fiestas había muchos espacios dedicados a vestir a la novia pero ninguno especializado en invitadas. Las invitadas necesitaban vestirse de arriba abajo, comprar el regalo y solucionar su look. Así nace el concepto inicial.

Posteriormente, a lo largo de estos 13 años, hemos ido incorporando nuevos servicios y facilitando el shopping a nuestros clientes con ideas tan innovadoras como ‘Elsa at home’, ‘Organizamos tu armario’, ‘Digital Art’ o ‘Eventos privados experienciales’.

Hoy somos un equipo de profesionales de diferentes ámbitos los que formamos ElsavadeBoda, una concept store ultra vanguardista que resulta un auténtico hervidero de ideas en moda y lifestyle.

Apostáis por prendas llamativas y singulares. ¿Cuál es la filosofía de la marca?

Intentamos hacer de nuestro espacio un lugar para soñar. Cada rincón tiene un significado especial y queremos que los clientes se sientan como en casa. Nuestros últimos proyectos de shopping se basan en algo fundamental: crear un antes y un después en la mente de nuestros clientes a través de Eventos Privados que hacen vivir experiencias emocionales. Son mágicos y únicos.

¿Tenéis un cliente definido?

Por la singularidad de nuestro espacio, podemos disfrutar de un público muy diferente pero sí es cierto que nuestro perfil más claro de clientes son las invitadas y las madrinas para eventos. Con ellas dejamos volar nuestra imaginación consiguiendo unos estilismos realmente impecables, sin perder la esencia de cada una y siendo fieles a su estilo.

Defendéis que todo se puede mezclar y que dejáis mucho margen a la improvisación a la hora de combinar, sin embargo a veces la moda suele ofrecer unas directrices muy marcadas de qué se puede y qué no se puede hacer. ¿no deberíamos jugar más?

Efectivamente todo se puede mezclar, si se hace con sentido y coherencia y se lleva con total seguridad.Pero sí es cierto que a la hora de crear un estilismo para un evento nosotros valoramos varias premisas: el estilo, gusto y preferencias de la invitada.

Este punto es primordial y a ello le dedicamos una parte muy importante de nuestro trabajo. Y es por eso que nos gusta trabajar con cita, para poder dedicarles todo el tiempo que sea necesario. Así orientamos y ayudamos a nuestras clientas a conseguir el resultado perfecto.

Valoramos también el tipo de celebración, si se trata de una boda, un estreno de una película o una gala de entrega de premios, entre otros eventos. Y nuestra máxima fundamental es que nuestras clientas lleven siempre el outfit convencidas del resultado final.

¿Qué oportunidades creativas presenta el ámbito de la moda de fiesta? 

Siempre que hablamos de moda hablamos de creatividad. Precisamente hace unos días en una entrevista para la televisión coreana hablábamos de todo esto, del crecimiento del sector fiesta en looks más urbanos y de cómo la industria de la moda se mantiene siempre en constante ebullición. Cuando creamos nuevas colecciones nos inspiramos en el mundo que nos rodea.

Y por supuesto, las pasarelas de moda de Nueva York, París o Milán, a las que tenemos la suerte de ir, están llenas de creatividad y buen gusto.

En una celebración vemos toda variedad de looks entre las invitadas. ¿cuáles son los principales errores que observáis? 

Para evitar este tipo de situaciones es por lo que trabajamos con cita, llegando incluso a completar el outfit con nuestro servicio de asesoramiento beauty. El error más importante que debemos evitar es el de ir disfrazadas. No hay nada más incómodo que sentirte fuera de tu propio estilo.

Fue muy sonada una visita de Gaultier a una store vuestra, donde os felicitó por vuestros diseños. ¿Qué supuso esto para la marca?

Debido a la gran demanda de nuestros servicios, en 2013 abrimos nuestro segundo espacio en Ibiza, “Supernova Ibiza”. Y tanto la prensa escrita como la radio decidieron darle cobertura y publicitarla en diferentes medios. La tienda tuvo tan buena acogida que hasta Jean Paul Gaultier vino a visitarnos y apreció y se maravilló con la calidad de nuestros vestidos.

Para la marca supuso una gran difusión tanto a nivel nacional como internacional, abriendo nuevos puntos de venta en Miami, Buenos Aires y Dubai.

He visto en vuestra página que no realizáis venta online.

Teniendo en cuenta que las colecciones que tenemos en nuestro espacio son muy cuidadas, con muy poquitas piezas de cada una y que la mayoría no se difunden en redes sociales, tiene cierta lógica que no podamos vender online.

En un mundo donde todo es tan inmediato y tecnificado, sorprende que una marca de prestigio como la nuestra sólo pueda encontrarse en puntos de venta físicos, pero nuestra filosofía de empresa busca que el cliente viva una experiencia global, que de momento no puede conseguirse en online.