Mundial Rusia 2018

TELÉFONO ROJO

Davide Rodríguez: "Entreno moito máis na política"

Hablamos del Mundial con... Davide Rodríguez, diputado de En Marea en el Parlamento de Galicia

Aficionadas de Croacia y Davide Rodríguez.
Aficionadas de Croacia y Davide Rodríguez.
Davide Rodríguez: "Entreno moito máis na política"

Aunque cuestionar que 'Dios es redondo', como anunció el mexicano Juan Villoro en su esclarecedora crónica de una religión laica que abarrota los campos cada domingo, se acercaría a la herejía futbolística, el teléfono rojo ha escuchado más desafección hacia el Mundial de la se podría prever en un pronóstico optimista, sobre todo tras el gatillazo de España contra Rusia en octavos. La devoción es grande, pero también abundan los no practicantes.

Que la académica Chus Pato conteste que no tiene noticias de la celebración del torneo 24  horas antes de que dispute el partido inaugural es una rareza simpática, pero que el diputado de En Marea Davide Rodríguez pregunte qué partido se va a jugar una hora después y qué día se celebra la final es una prueba irrefutable de que hasta en el fútbol se puede dejar de creer. "Eu xoguei e fun moi futbolero, pero cada vez sono menos. Agora mandan máis os cartos que os valores e eu tamén teño menos tempo". Davide sólo ha visto un encuentro del Mundial, hasta ahora. "Fun cear cos meus pais e vin un partido, creo que xogaba Bélxica. El sabe moito e é sempre moi respectuso co rival". Los tiene en casa. El padre y el hijo pequeño son del Real Madrid, la madre tira algo por el Barça,el hijo del medio es del Dépor y Davide del Celta. "Na miña casa a situación é curiosa".

Davide jugó a fútbol sala de cierre en el filial del Sporting Manzaneda que militaba en Primera Nacional del Grupo Noroeste. "Hai que recoñecer o mérito nun concello rural duns 1.200 habitantes. Para min é unha honra formar parte dese equipo e valoro moito o traballo que continúan facendo". También experimentó en el fútbol grande. "Xoguei no Trives e na Bola en Segunda Rexional por diante da defensa, como Busquets pero en malo. Eu creo que o fútbol deixoume de gustar porque non era bo", añade Davide con retranca. A falta de la revisión en el VAR de sus condiciones futbolísticas, colgó las botas cuando comenzó a empuñar la guitarra en Cuchufellos, banda de speed folk con la que ha editado tres discos y hace vibrar las costuras de Galicia. "A farándula e o deporte son incompatibles. Era moi difícil xogar o domingo logo dunha actuación a noite antes. Vaste facendo vello, os rapaces que chegan corren moito máis e con 20 anos deixei de xogar". Cambió la sensación en el campo por otra parecida sobre el escenario, aunque Davide corrige como un centrocampista defensivo: "Tanto no fútbol como na música son dos normaliños". 

En cambio, sí fue considerado promesa política cuando militaba en el BNG y ahora se encuentra en fase de consolidación con la camiseta de Anova para convertirse en figura. Bombero forestal, cooperativista de Amarelante dedicada a la transformación de la castaña y padre de dos hijas, Davide también fue alcalde de Manzaneda desde 2009 al 2016 con el respaldo de dos mayorías absolutas antes de saltar a las listas autonómicas con En Marea. Consiguió el respaldo incontestable de las bases pero le cedió a Ánxeles Cuña el número 1 de la lista para respetar la paridad en los puestos de salida.  


Croacia


"Oxalá destaque máis na política que no fútbol. Conténtome con facer un traballo digno, aínda que é certo que entreno moito máis na política que no fútbol", responde ante un tirón electoral que incluso le reconocen los rivales, como hace su padre. A las tres horas de asegurar que sólo se detendrá en la final si así lo decide el azar del zapeo y de enterarse de que Croacia e Inglaterra buscan plaza, envía un mensaje. "Estou vendo rematar a semifinal. Metíchesme o formiguillo. Se non chamas estaría traballando no ditame da comisión de incendios..." Croacia es finalista, Inglaterra seguirá perfeccionando el saque de esquina y Dios no es redondo pero tampoco cuadrado.