El puente de A Lonia, otra víctima más

El puente de A Lonia, otra víctima más

Los ataques vandálicos a los monumentos de Ourense no solo se circunscriben a los más céntricos de la ciudad, sino que los pintamonas aprovechan cualquier espacio para plasmar allí su indigna firma. El puente medieval de A Lonia, restaurado no hace mucho, se ha convertido en una víctima más de quienes su pensamiento va poco más allá del bote de espray. No estaría de más que quienes hacen este tipo de gamberradas fueran obligados por la Justicia a limpiar lo que antes "emporcallaron" o, en su caso, que sus padres paguen los gastos. A ver si de una vez a algunos se le quita la tontería de la cabeza.