ANIMALES

Aumenta el abandono de animales en O Carballiño

La protectora carballiñesa rescató a más de 300 a lo largo de este año

Plomo, rescatado por la protectora, perdió una pata y le fueron extraídos más de cien perdigones del cuerpo.
Plomo, rescatado por la protectora, perdió una pata y le fueron extraídos más de cien perdigones del cuerpo.
Aumenta el abandono de animales en O Carballiño

La protectora Pro Animales Carballiño denuncia la alarmante situación que viven, ya que cerca de 300 animales fueron abandonados este año en la comarca, cifra muy superior a años anteriores, y su destino ha sido la perrera y la reubicación en otro hogar, en el mejor de los casos. 

Según la presidenta de la protectora, María Reinoso, en Galicia es complicado saber cuándo un perro está realmente abandonado, porque en el rural acostumbran a estar sueltos. Pero este año asegura que detectan que "la gente, no sabemos por qué, se está deshaciendo más de sus mascotas". La mayoría de los motivos, comenta Reinoso, es que ya no les apetece seguir teniendo perro. Cuando acaba el período de caza se produce un incremento en el abandono y la época navideña también es delicada, ya que se opta mucho por regalar mascotas, que acaban siendo abandonadas. La Protectora resalta el caso reciente de un perro, que perdió una pata y al que le quitaron más de cien perdigones del cuerpo

Desde su nacimiento, en agosto de 2012, se dedican a buscar un hogar para los animales que se encuentran en la perrera de O Carballiño. También buscan reubicar a las mascotas de personas mayores que ya no pueden cuidar de ellas o que van a una residencia. Afirma que les gustaría encargarse de los gatos y realizar un estudio de colonias felinas, ya que son muchos los que se encuentran sin hogar, pero no disponen de personal ni tiempo. "Los que nos dedicamos a esto viviriamos más tranquilos si no lo hiciésemos, porque es un trabajo muy duro" comenta la presidenta. También asegura que, una vez que te metes en esto, no das salido, "quizá porque nos viene innato en nuestra personalidad". La parte buena, dice, es cuando rescatas a un animal y ves que se queda en un hogar adaptado a él. 

Para llevar a cabo su labor no reciben ayudas. Cuentan con aportaciones de los socios a través del teaming y de donaciones puntuales. En el caso de las facturas veterinarias, las publican a través de sus redes y en algunos casos hay particulares que se hacen cargo de abonarlas.