SANCIONES

El Concello actualiza todo su sistema impositivo de multas

El régimen sancionador de las ordenanzas permitirá abonar sólo la mitad si se paga en 20 días

La Corporación municipal de Carballiño durante una sesión de pleno.
La Corporación municipal de Carballiño durante una sesión de pleno.
El Concello actualiza todo su sistema impositivo de multas

Una nueva ordenanza permitirá a los infractores de cualquier normativa municipal abonar el 50% de las sanciones dentro un plazo de aproximadamente 20 días desde que reciba la notificación del Concello. Se trata de una adaptación de la mayoría de las ordenanzas que contemplan la imposición de multas a la Ley 39 de 2015 de Procedimiento Administrativo y a la 40 del mismo año de Régimen Jurídico de las Administraciones Locales.

Las autoridades señalaron que Carballiño será uno de los primeros ayuntamientos de Galicia en aprobar esta nueva ordenanza con la que, además de ofrecer la posibilidad al infractor de una importante reducción en el importe de la sanción, siguiendo el modelo actual de las multas de tráfico, también agilizará en gran medida el proceso para el propio Concello, que se desarrollará a través del servicio de Recaudación.

La Corporación municipal abordará en el pleno de mañana esta propuesta del grupo de gobierno, que una vez aprobada evitará la tramitación de los expedientes administrativos obligatorios hasta el momento. Un proceso largo que incluye el nombramiento de un instructor, que es siempre un funcionario, para resolver la sanción que hay que imponer en cada caso, y de lo que se viene encargando habitualmente el jefe de la Policía Local.

El expediente administrativo sólo se abrirá en determinados casos puntuales, como cuando el afectado no abona la sanción, presenta alegaciones o cuando son infracciones calificadas como muy graves. Entre ellas, los responsables municipales señalaron como ejemplo el cierre de un local de copas por sobrepasar de forma reincidente el horario permitido de funcionamiento, por lo que llega a acumular varias denuncias, tal y como está sucediendo en la actualidad con uno de los esos establecimientos.

En consecuencia, la práctica totalidad de las ordenanzas serán modificadas. Entre otras, la de las buenas prácticas vecinales, la que obliga a mantener las fincas limpias de maleza, la que controla a los animales domésticos, la que regula la colocación de terrazas, colocación de carteles, de puestos ambulantes o realización de obras.

Si el pleno da el visto bueno a la propuesta, entonces se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) para la presentación de posibles alegaciones y con vistas a su próxima entrada en vigor, según indicaron las autoridades.