O CARBALLIÑO

Crece el interés en Europa por adoptar perros abandonados

Proanimales Carballiño rescató de la perrera 215 en 2016, de los que 100 fueron al extranjero

Crece el interés en Europa por adoptar perros abandonados

La protectora Proanimales  Carballiño constata un importante incremento en la demanda de perros para su adopción en otros países europeos. Cuando en el 2012 se puso en marcha la asociación, la gran mayoría de animales que acogía eran adoptados por personas del entorno cercano de Carballiño. Asimismo, cuando inició la campaña de mandarlos al extranjero, hace aproximadamente tres años, se hizo en Alemania, con dos o tres perros como mucho al año. En la actualidad, la red de contactos con otras protectoras y particulares ha permitido que durante el 2016 un total de 100 canes, de los 215 rescatados por Proanimales, fuesen enviados a países como Inglaterra, Finlandia, Suecia y Francia, además de Alemania.

La presidenta, María Reinoso, declaraba que la mayor parte de los animales que acogen los sacan de la perrera de Carballiño y unos pocos de la de Xinzo. Seleccionan especialmente los perros que ya son viejos, que están enfermos y necesitan asistencia veterinaria, cachorros y hembras preñadas, además de los que llevan muchos años en la perrera. A partir de ahí, pueden pasar a las casas de acogida temporales con las que cuenta, cinco de las integrantes de la protectora y otras cuatro colaboradoras, o también pueden ser remitidos a otras asociaciones ya sean españolas o de otros países europeos. Existe, además, la vía de la adopción directa, mediante la que el perro pasa directamente a quienes lo recogen.

La asociación cobra por adopción 70 euros, de los que 20 son para la Diputación, que gestiona la perrera, y que aporta el microchip y pasaporte, y los otros 50 se destinan a vacunación, esterilización y desparasitación. Según María Reinoso, el gasto más grande que tiene les cuando hay que realizar una operación quirúrgica. "A Plomo se le amputó una pata y tenía más de 250 perdigones en el cuerpo, gastamos más de 700 euros, y ahora se va para Alemania", apuntaba Reinoso, matizando para estos casos recurren a las ayudas económicas que presta la gente. 

Publicitar la identidad de los animales

Proanimales tiene pendiente la habilitación de un refugio, pero "para ponerlo en marcha no hay ayudas oficiales, así que nos apoyamos en otras protectoras y en las casas de acogida". Además, consideran que es necesario que desde la perrera de Carballiño se haga publicidad de los animales ingresados, porque en muchos casos son abandonados pero en otros se han extraviado y eso se nota, "porque están bien cuidados e incluso tienen collares caros, pero si no se publicita, el dueño difícilmente lo puede encontrar. Nosotras lo hacemos en las redes sociales pero hay gente que no las utiliza", apunta Reinoso. Ahora también están pendientes de una denuncia que puso el Seprona contra la entidad, a la que acusa de recoger perros en las calles y que ha sido recurrida en Medio Ambiente, aunque "la ley no especifica que no se puedan recoger", señala.