El juez investiga la deuda que se atribuyó al exrecaudador de Carballiño

Emilio Álvarez Gundín mostrando el decreto de la Fiscalía.
Emilio Álvarez Gundín mostrando el decreto de la Fiscalía.
El juez investiga la deuda que se atribuyó al exrecaudador de Carballiño

El Juzgado número 2 de Carballiño acuerda la reapertura de la causa relativa a la denuncia presentada en 2012 ante la Fiscalía por el exrecaudador de Carballiño, Emilio Álvarez Gundín, para que se investigase el destino de 33.209 euros que el Concello le atribuye a él como deudor, correspondiente a la época en que prestó este servicio municipal, entre los años 1992 y 1996. Se trataba, según pudo comprobar más adelante el denunciante, que tenía que ver con el Impuesto de Actividades Económicas del segundo, tercero y cuarto trimestre de 1994.

El Juzgado había dictaminado en 2014 sobreseimiento provisional por falta de pruebas, algo que estuvo recabando el denunciante en los archivos municipales y que de nuevo remitió a Fiscalía a finales del pasado mes de julio. A raíz de la nueva documentación aportada, el fiscal jefe, con fecha del 17 de septiembre, emite un decreto señalando un delito de falsedad y remite la diligencias al Juzgado de Carballiño para su unión a las previas de 2014.

Emilio Álvarez Gundín afirma que no supo hasta el año 2007 que figuraba como deudor del Concello, porque la institución en ningún momento se lo notificó ni tampoco le reclamó el dinero. Tuvo constancia de ello a raíz de que se acometiera la realización de una auditoría de las cuentas municipales y, en consecuencia, había preguntado por escrito sobre el concepto de la referida deuda y por qué nunca se la habían reclamado.

El Concello, según señaló Álvarez Gundín, no contestó, por cuyo motivo se había dirigido al fiscal jefe, a la Fiscalía General, al Consello de Contas y al Tribunal de Contas, pero en todas estas instituciones acabaron por archivar su reclamación de una investigación. El Tribunal de Cuentas lo hacía basándose en un informe de Intervención, solicitado al Concello, en el que se le reconocía como deudor. Así, hasta que logró aportar más documentación y se reabre la causa.

Afirma que sigue figurando como deudor

El pleno de Carballiño había rechazado una moción de Alternativa Veciñal para aclarar la deuda atribuida a Emilio Álvarez Gundín. No obstante, había sido rechazada y en el acta consta que el alcalde había manifestado que ningún grupo ponía en duda la honorabilidad del extrabajador, matizando que "quedou exonerado nos informes e aclarado na auditoría". Los responsables municipales matizan que "está recoñecido que él non é responsable, que foi un apunte contable ao departamento de Recaudación non ao traballador".Gundín asegura que sigue figurando como deudor y que lo único que está haciendo es "defender a miña honorabilidade. Se o Concello correxira os libros e fixera público que eu non son deudor e que a responsabilidade non é miña, non presentaba esta  denuncia, coa que agora quero saber quen son os responsables".