CONTAMINACIÓN

La policía busca a los autores de vertidos ilegales en el rural

El Concello persigue su erradicación y ampliará la campaña de información a las parroquias

El último vertedero incontrolado, localizado en un camino de Partovia.
El último vertedero incontrolado, localizado en un camino de Partovia.
La policía busca a los autores de vertidos ilegales en el rural

Las concejalías de Medio Rural y Medio Ambiente de Carballiño persiguen acabar con la proliferación de vertederos incontrolados y para ello han tomado medidas preventivas y disuasorias. Para empezar, la Policía Local investiga la procedencia de cada uno de los depósitos de basura, ya sea en fincas particulares o en espacios públicos como caminos. Además, las responsables de ambas concejalías, Érika Paz y Rosario González, anuncian el desarrollo de una campaña informativa en las distintas parroquias del rural, en las que se impartirán charlas y se distribuirán folletos sobre el funcionamiento de los servicios de limpieza.

Las concejalas afirman que se contabilizan al año en torno a cuatro o cinco denuncias por parte de vecinos que localizan vertederos con restos de obras y también de aparatos voluminosos. El hecho de que sigan proliferando, pese a que se limpian casi de inmediato para evitar que sigan creciendo, lo atribuyen las responsables municipales a dos motivos fundamentalmente. Por un lado, están los restos de obras, que abandonan para evitar pagar a las empresas especializadas que gestionan este tipo de materiales. Por otro lado, apuntan al desconocimiento por parte de los infractores del servicio disponible gratuito del punto limpio, que recoge todo tipo de enseres y aparatos voluminosos y electrónicos, entre otros restos.

La Policía Local investigará sobre todo a los autores de las escombreras, como el último vertedero sobre el que alertó una vecina, localizado en un camino de Partovia. Allí, habían abandonado los restos de un cuarto de baño casi al completo, incluidos lavabo, inodoro y termo. Las sanciones pueden ser de 100 a 750 euros en infracciones leves; de 751 a 1.500 en las graves; y de 1.501 a 3.000 en las muy graves, según la ordenanza municipal, pero la Lei de residuos de Galicia contempla hasta 31.000 euros, siempre en función de la peligrosidad. 

Algunos vertederos están en zonas de difícil acceso

Érika Paz y Rosario González pretenden ampliar la campaña de divulgación del punto limpio al medio rural, porque se mostraron convencidas de que existe un desconocimiento sobre este servicio. "Muchas veces los vertederos aparecen en lugares de muy difícil acceso, cuando sería mucho más fácil depositarlos en el punto limpio", apuntaban.

El punto limpio está ubicado en el entorno de la Mancomunidad de Carballiño, próximo a la localidad de Seoane y al Eixo do Ribeiro. Está abierto todos los días de 10,00 a 14,00 horas y es totalmente gratuito. Además, en el casco urbano también funciona el servicio de recogida de aparatos voluminosos los jueves por la noche, después de realizar una llamada previa al Concello indicando en dónde se han dejado.

Los grandes vertederos se han ido limpiando en los últimos años, llegando a sobrepasar el centenar en un censo realizado en 1998. El objetivo ahora está en evitar que surjan otros nuevos.